Subscribe Us

Home Fisiología ¿Qué es el sistema endocannabinoide?
Sep 13, 2019 May 15, 2020 8 min de lectura

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

author
por Matan Weil

Descubierto por científicos a principios de los ‘90, el sistema endocannabinoide es responsable de regular varias funciones básicas del cuerpo humano. El sistema puede ser activado naturalmente por los cannabinoides que produce el cuerpo humano – y por esos hallados en la planta de cannabis, de la cual, cómo te podrás imaginar, es de donde lleva el nombre.

Entre las funciones reguladas por el sistema endocannabinoide (SEC) están la memoria, el apetito, la temperatura, el sistema inmune, el sueño, el dolor, y el sistema reproductor femenino. Al regular estas funciones, se considera que el SEC mantiene el balance, o la homeostasis, en el cuerpo humano.

El sistema endocannabinoide: qué es y cómo funciona

Para poder entender lo que es el SEC, es útil imaginarse el proceso de cómo funciona.

Tomemos el dolor, por ejemplo.

Imaginemos que Emma está corriendo por el parque con su perro. Ella se tropieza con una roca y se esguinza el tobillo. Emma siente el dolor de inmediato, siendo esta una reacción al impacto de golpearse contra el suelo.

Una vez terminada la caída, el dolor inmediato ya no es necesario, así que el sistema nervioso central (SNC) recruta enzimas para reducir y detener las señales de dolor. Estas enzimas luego generan unas moléculas especiales llamadas endocannabinoides, principalmente anandamida y  2-AG, las cuales se encargan de este trabajo.

Anandamida

Comúnmente conocida como la ‘’molécula de la felicidad’’, la anandamida juega un rol clave en la regulación del humor y la emoción. Niveles bajos de anandamida se relacionan  con la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia. Muchos de los medicamentos prescritos para el dolor y la depresión aumentan los niveles de anandamida

2-AG (2-Araquidonoilglicerol)

Las investigaciones muestran que una de las funciones principales del 2-AG es reducir la inflamación mientras que se regulan las otras funciones del sistema inmunológico. Como la anandamida, el 2-AG está involucrado en la regulación del humor, las emociones, y los receptores de dolor, mientras que también juega un rol importante en la memoria, la salud reproductiva, y la regulación del ciclo de sueño

Estos endocannabinoides son mensajeros de algún tipo, pero unos que solo activan ciertas células – algo así como una llave que solo abre ciertas cerraduras.

Estas ‘’cerraduras’’ son en realidad receptores que se encuentran a través del cuerpo. Las principales son CB1 y CB2. (CB significa receptor cannabinoide)

En el caso de Emma, las enzimas crearon endocannabinoides, que activaron los receptores correctos que le indican a las células en el cuerpo que empiecen a aliviar su dolor. Este proceso sucede en décimas de segundos.

Una vez que los endocannabinoides hicieron su trabajo, nuevas enzimas aparecen para disolverlos. 

Cómo los científicos descubrieron el sistema endocannabinoide

¿Qué tiene que ver el Sistema Endocannabinoide con el cannabis? Todo se relaciona con el orden en que los científicos descubrieron las diferentes moléculas. 

Receptores de cannabinoides, las cerraduras que se encuentran en las células de nuestros cuerpos, fueron solo descubiertos porque los investigadores estaban tratando de comprender cómo los cannabinoides a base de la planta (fito-cannabinoides), como el THC, interactúan con el cuerpo. Así es que fueron nombrados receptores de cannabinoides, a partir de la sustancia química que los activa.

Luego, los científicos descubrieron que el cuerpo produce moléculas muy similares que encajan en los mismos receptores, o cerraduras. Estos fueron llamados endocannabinoides. (Endo significa ‘’interno’’ y fito significa ‘’a base de planta’’).

Si los receptores de cannabis son las cerraduras, entonces puedes pensar en los endocannabinoides, como la anandamida, como la llave maestra original. THC, el cannabinoide principal del cannabis, es más como una llave extra – activa algunos de los mismos receptores que la anandamida. Sin embargo, funciona algo distinto, parcialmente porque el THC es un fito cannabinoide que le puede llevar al cuerpo horas o hasta días para disolver completamente.

Receptores de cannabinoides: por qué el cannabis ayuda con tantas condiciones

Mientras que aún no sabemos exactamente cómo funciona el cannabis, sabemos que puede interactuar con el SEC, que está presente en todo el cuerpo.

Sabemos que el SEC está muy presente en el cerebro, y específicamente en áreas que involucran condiciones como la enfermedad de Parkinson, Alzheimer, dolor crónico, estrés, epilepsia y autismo.

Receptores de cannabinoides también abundan en el sistema inmunológico, lo que explica porqué el cannabis puede ayudar a las personas que sufren de condiciones como la enfermedad de Crohn, y de colitis ulcerosa. Estos receptores también existen en las células de la piel, donde el cannabis interactúa con condiciones dermatológicas como la psoriasis, y están presente en los pulmones, lo que se correlaciona con condiciones pulmonares. 

En resumen, la razón principal de porqué el cannabis es efectivo para tantas condiciones diferentes es porque interactúa con un sistema que está presente en receptores celulares a través de todo el cuerpo.

Hay dos tipos principales de receptores de cannabinoides, fácilmente llamados receptores de cannabinoides 1 (CB1)  y receptores de cannabinoides 2 (CB2).

Receptores de CB1

Los receptores de CB1 se encuentran a través de todo el cuerpo, con mayor concentración en la zona del cerebro y la espina dorsal. Los receptores de CB1 en el hipotálamo regulan el metabolismo, mientras que los que están en las amígdalas son los responsables de regular la respuesta emocional. También se encuentran muchos receptores de CB1 en las terminaciones nerviosas.

Receptores de CB2

Mientras que los receptores de CB2 también se pueden encontrar a través de todo el cuerpo, se concentran en su mayoría en la periferia del sistema nervioso – los nervios que se extienden del cerebro y la espina dorsal a otras áreas del cuerpo. Esto significa que los receptores de CB2 regulan las funciones de los órganos y los movimientos de los músculos. También juegan un rol en el sistema inmune. Cuando activados, los receptores de CB2 reducen la inflamación.

Funciones del SEC

Los científicos creen que uno de los roles del sistema endocannabinoide es mantener la homeostasis, o el balance, en el cuerpo. Hoy en día ya sabemos que el SEC afecta y regula una cantidad de funciones del cuerpo, sistemas, condiciones y enfermedades:

Memoria y aprendizaje

Los receptores de cannabinoides están involucrados en los procesos que regulan la cognición, la memoria y el aprendizaje. Los receptores CB1 están vastamente concentrados en regiones del cerebro asociadas con la cognición y la memoria, y han demostrado tener control sobre los procesos cognitivos y el comportamiento emocional.

Regulación del apetito

Los investigadores reconocieron hace décadas que la ingesta de comida está controlada por un proceso complejo que involucra funciones neurológicas, de comportamiento y endocrinas.Los estudios sugieren que modular los receptores de cannabinoides es esencial para regular la ingesta de comida y la metabolización de macronutrientes y grasas. También hay buena evidencia de que modulando las señales endocannabinoides puede ser instrumental en el manejo de la obesidad y los desórdenes alimenticios

Termoregulación

El cuerpo mantiene una temperatura núcleo de frente a diferentes temperaturas ambientales externas usando el sistema nervioso simpático, ajustando el ritmo cardíaco, y la vasoconstricción, para ayudar al cuerpo a ajustar y mantener el balance interno. A parte, nuestro cuerpo suele aumentar intencionalmente la temperatura corporal para luchar contra alguna infección, con el sistema endocannabinoide jugando un rol clave.

Funciones del sistema inmune

Es creído por los investigadores que los mensajeros endocannabinoides pueden tener ambos efectos inhibitorios y estimulantes en el sistema inmune al interactuar con los receptores CB2. Ellos presumen que el modular endocannabinoides puede proveer un enfoque terapéutico novedoso al tratamiento de la inflamación y las enfermedades autoinmunes, y también están en etapas preliminares de la investigación del rol del SEC para el tratamiento del asma, esclerosis múltiple, osteoartritis, y algunas formas del cáncer.

Procesos reproductores femeninos

Los investigadores notan un complejo juego interno del SEC con el hipotálamo, la glándula pituitaria, y el eje ovárico, con receptores de CB1 que se cree modulan varias actividades complejas. Mientras que los cannabinoides en el cannabis (de forma contraria a los endocannabinoides) muestran potencial de interrumpir la reproducción femenina al reducir los niveles de estrógeno y progesterona, la involucración del SEC en la reproducción femenina sugiere que la modulación del sistema endocannabinoide es esencial para la reproducción exitosa.

El sueño y el ciclo de sueño 

Los ciclos de sueño están regulados por ritmos cardíacos, que están regulados mediante la exposición a la luz y la oscuridad. El SEC también juega un papel importante aquí, con investigaciones que muestran que la activación de receptores de CB1 induce al sueño, en situaciones de laboratorio, mientras que el sistema endocannabinoide también ayuda a estabilizar los patrones de sueño dado su efecto en la recuperación homeostática.

Percepción del dolor

Ahora entendemos que el SEC es uno de los sistemas involucrados en la regulación del dolor. Los endocannabinoides y sus receptores correspondientes se encuentran en los circuitos de dolor del sistema nervioso, desde las terminaciones nerviosas del sistema nervioso periférico hasta el cerebro. Se ha descubierto que mientras más anandamida se encuentra en el flujo sanguíneo, es menor la percepción del dolor.

Procesos autonómicos

El sistema nervioso autónomo regula varias de las funciones esenciales dentro del cuerpo. Este tiene dos ramas: simpático y parasimpático. El sistema nervioso simpático es el responsable de la respuesta ‘’vuelo o lucha’’, mientras que el parasimpático está acreditado con ‘’descansar y digerir’’. Algunos de estos procesos regulados por el sistema nervioso autónomo incluyen el ritmo cardíaco, la digestión, la termorregulación, la respiración, la dilatación de la pupila, y la presión sanguínea. 

¿Cómo sabemos todo esto? Para entender los roles potenciales del SEC, los investigadores observaron ratones genéticamente modificados para carecer de receptores de CB1. Lo que notaron fue que los ratones mostraban problemas con el aprendizaje y la memoria, la recompensa y la adicción, el dolor, la neuroinflamación y degeneración, el metabolismo y la ingesta de comida, la densidad ósea, y más – llevando al descubrimiento de que los receptores regulan todas estas funciones. Más adelante, se repitió el mismo proceso con receptores de CB2, y los investigadores aprendieron de su involucramiento en condiciones como: enfermedades inflamatorias autoinmunes, dolor crónico, adicción al alcohol y a la nicotina, estrés, y más.

Investigando al cannabis y al SEC

Las investigaciones sobre el cannabis y el SEC aún son bastante jóvenes. El primer receptor de cannabinoides (CB1) fue descubierto en 1988 por un equipo de investigadores Americanos de la Universidad de St Louis, y el primer endocannabinoide (anandamida) fue descubierto en Israel solo cuatro años después por Bill Devane, Lumir Hanus y Raphael Mechoulam. 

Encima de todo, el cannabis estuvo completamente prohibido durante décadas, haciéndolo inaccesible como tratamiento. Esto significa que toda la evidencia temprana de los usos médicos fue basada en anécdotas de gente que estaba técnicamente rompiendo la ley.

No todo el cannabis es el mismo

Hay cientos de químicos diferentes en cada planta de cannabis. Cada una de las miles de cepas de cannabis, o quimiovares, tiene un perfil químico único – lo que significa que tiene diferentes combinaciones y coeficientes de esos químicos.

Contrariamente, la mayoría de las medicaciones farmacéuticas tienen pocos compuestos activos. 

Ahí yace el desafío para los investigadores cuando tratan de entender cómo interactúa el cannabis con el SEC. En vez de poder estudiar los efectos de un compuesto sobre un receptor, para poder entender completamente cómo funciona el cannabis, los científicos tienen que examinar miles de combinaciones diferentes de compuestos y receptores.

Esto es, en parte, porqué los científicos y doctores aún no saben cuál, o qué tipo de cepa de cannabis es la mejor para tratar ciertas condiciones médicas o síntomas. Los pacientes que buscan cannabis como tratamiento suelen tener que hacer muchos intentos antes de poder encontrar la cepa que les sirva.

Nuevos horizontes para el cannabis y la investigación del SEC

Los investigadores están trabajando duro para encontrar anomalías en las expresiones del SEC en los pacientes que sufren de diferentes condiciones, para poder entender sí y cómo el cannabis puede ayudar.

Uno de los investigadores principales del área del cannabis terapéutico, el doctor Ethan Russo, ha encontrado evidencia preliminar de la desregulación endocannabinoide en pacientes sufriendo de fibromialgia, migrañas, IBS, ASD, esclerosis múltiple, neuropatía diabética,  PTSD, abortos recurrentes, y trastorno bipolar.

Entre los problemas que encuentran los investigadores del cannabis medicinal está el cómo combinar los quimiovaros del cannabis – o simplemente los cannabinoides y las combinaciones entre ellos – con enfermedades específicas y pacientes que se podrían beneficiar de ellos.

La buena noticia es que la industria del cannabis se está despegando y las regulaciones que antes impedían la investigación de los cannabinoides se están aflojando en todo el mundo. Hay más financiación que nunca, y las universidades y empresas están llevando a cabo un gran número de estudios que buscan un mejor entendimiento del SEC y cómo este interactúa con los cannabinoides – los que se producen en nuestros cuerpos y los que provienen del cannabis.

Deja un comentario