Subscribe Us

Home Condición Marihuana y Asma
Dic 17, 2019 7 min de lectura

Marihuana y Asma

author
por Emily Earlenbaugh, PhD.
Revisado médicamente por Roni Sharon, MD

Marihuana medicinal para el asma

Probablemente pienses por instinto que la marihuana puede causar asma, sin embargo en la actualidad hay muchos casos documentados en los cuales fumar cannabis ha sido capaz de detener crisis asmáticas en curso. También hay evidencia sustantiva de que el sistema endocannabinoide juega un importante rol en la actividad del sistema respiratorio, e incluso es capaz de modular la actividad del mismo de varias formas. 

Además, tanto investigaciones pre-clínicas como clínicas han demostrado que el cannabis puede ser potencialmente utilizado para el tratamiento del asma como broncodilatador. No obstante, los estudios acerca de todos los efectos del cannabis sobre el asma han sido realizados con un alcance limitado o conducidos en animales experimentales. Por lo que es necesario indagar más en estos temas para confirmar si el cannabis es o no de gran ayuda para los asmáticos. Si estás considerando utilizar cannabis para mejorar o ayudar a tu asma, deberías primero consultar con un doctor que se especialice en cannabinoides

En cuanto a las mejores cepas de marihuana para tratar el asma, según las investigaciones, podemos reducirlas buscando aquellas variedades que contengan un alto nivel de los terpenos pineno, limoneno o eucaliptol.

Estudios médicos acerca de la marihuana y el asma

Dado que la marihuana puede interactuar con los receptores endocannabinoides de los pulmones, ¿podrá tratar el asma? Muchas investigaciones se han hecho la misma interrogante, por lo que decidieron estudiar cómo el cannabis impactaría en esta condición médica. Existe la preocupación de que fumar cannabis podría actuar de forma similar a fumar tabaco, y por ende ser un factor de riesgo para el asma. Como resultado, las investigaciones sugieren que el cannabis es un broncodilatador confiable. En otras palabras, ha sido capaz de abrir las vías aéreas que se encuentran obstruidas durante las crisis asmáticas. Esto es una gran diferencia que se ha hallado con respecto al humo de tabaco, que francamente actúa como broncoconstrictor. Es decir, el humo del tabaco puede cerrar las vías aéreas, pudiendo desencadenar ataques de asma. 

Estudios realizados sobre fumar marihuana con bajos niveles de THC(1-2,6%) han descubierto que el cannabis puede actuar como broncodilatador. Un estudio halló que el cannabis puede detener el broncoespasmo y asociar hiperinsuflación pulmonar casi de inmediato. Otro estudio determinó que el fumar cannabis podría causar broncodilatación – con efectos aún más pronunciados al asociarla con un mayor grado de thc – y se noto que esto no era acompañado de una depresión a nivel respiratorio central. A pesar de que estas investigaciones parecen ser prometedoras, ambas han sido realizadas en una muestra relativamente chica de individuos. Además, ambas investigaciones utilizaron cannabis con niveles mucho menores de THC comparado con lo que habitualmente encontramos en las cepas de marihuana disponibles. Investigaciones futuras probablemente indaguen acerca de cómo actúan los quimiotipos más comunes del cannabis, e incluso cómo lo hace el THC solo, para descubrir la influencia de estos en la función pulmonar. 

En resumen, las investigaciones apoyan la idea de que el cannabis podría ser utilizado para el tratamiento del asma, como broncodilatador, y potencialmente incluso ayudar en otras formas. Aun así, es necesario continuar investigando más a fondo para poder confirmar y comprender mejor estos descubrimientos. Si estás considerando utilizar cannabis para tu asma, asegúrate de consultar con un doctor que se especialice en tratamientos con cannabinoides para descubrir si sería lo indicado para tu caso o no.

CBD y asma

Algunos estudios se han enfocado en los efectos del CBD sobre el asma. Estos estudios han sido prometedores – limitadamente – ya que fueron realizados en modelos animales del asma. Por ejemplo, en modelos de roedores con asma, el CBD fue capaz de reducir la inflamación de la vía aérea, el daño, y las cicatrices pulmonares asociadas con el asma. De forma similar, los modelos experimentales con conejillos de indias con asma mostraron que el CBD es capaz de ayudar a reducir la constricción de la vía aérea. Los investigadores de ambos estudios creen que el CBD podría ser beneficioso para tratar esta condición médica, pero estudios en humanos deben de ser realizados para confirmar estos descubrimientos.

Terpenos y asma

En adición a estos dos cannabinoides que ya discutimos, que podrían ser beneficiosos en el tratamiento del asma, uno de los terpenos (químicos en el cannabis que le aportan el sabor, aroma, y un amplio rango de efectos farmacológicos) también podría contribuir. El terpeno eucaliptol está presente en muchas cepas de marihuana (sin embargo no en todas), y también está presente en otras plantas como el árbol de eucalipto. Estudios acerca de este terpeno han demostrado que puede ser de ayuda para tratar la inflamación de la vía aérea. En un estudio sobre asmáticos tomando suplementos con eucaliptol se vio un descenso significativo en los síntomas relacionados al asma. En otro estudio, aquellos que fueron administrados con eucaliptol pudieron reducir en buena cantidad sus otras medicaciones para el asma, como resultado del tratamiento con eucaliptol.

El limoneno, otro de los mayores terpenos en la marihuana, también ha demostrado beneficios para el tratamiento del asma. Un estudio del 2010 mostró como el limoneno “podría ser un antiinflamatorio eficaz para el tratamiento del asma bronquial….”

El pineno, otro terpeno hallado en gran parte de las cepas de marihuana, y presente en los coníferos, también ha mostrado efectos broncodilatadores

Cómo actúa la marihuana sobre el asma

Para poder entender cómo actúa la marihuana sobre el asma, primero debemos entender cómo actúa el cannabis en general. El cannabis interactúa en nuestros cuerpos primariamente a través del sistema endocannabinoide – el cual mantiene la homeostasis o balance de muchas funciones claves tales como el sueño, el hambre, el humor, la respuesta inmune y la memoria. Este sistema tan importante del cuerpo humano se compone de tres partes: endocannabinoides, receptores y enzimas. 

Los endocannabinoides son compuestos químicos naturales producidos por el organismo. Estos activan o modulan los receptores endocannabinoides (entre ellos encontramos a los receptores CB1 y CB2) para disparar los efectos equilibradores del sistema. Las enzimas luego metabolizan a los endocannabinoides para que puedan ser eliminados del cuerpo.

Mientras que los endocannabinoides usualmente activan el sistema, este también puede ser desencadenado por los cannabinoides encontrados en la planta de cannabis. Estos compuestos químicos son capaces de interactuar con el sistema endocannabinoide, y así impactar en muchas de sus importantes funciones. Así es como el consumo de cannabis es capaz de impactar en el cuerpo humano en una variedad de formas.

Los receptores endocannabinoides están localizados en muchas partes del cuerpo humano, y como era de esperarse, incluyendo los pulmones. De hecho, casi todos los tipos celulares presentes en los pulmones expresan algún receptor endocannabinoide. Tanto los receptores CB1 como los CB2 pueden ser encontrados en los pulmones y en el tejido bronquial – con niveles significativamente mayores de CB1 que CB2. Esto sugiere que los pulmones son susceptibles a los efectos del sistema endocannabinoide y por ende se verán afectados por el cannabis.

En estudios que indagaron acerca de los efectos de los cannabinoides y endocannabinoides en estos receptores, se ha demostrado que estos podrían ser potentes agentes anti-inflamatorios. Esto podría ayudar a explicar el porqué vemos una serie de estudios y componentes del cannabis (o sus principales ingredientes, THC y CBD) actuando como broncodilatadores, abriendo la vía aérea y reduciendo la producción de moco.

Las mejores cepas de marihuana para tratar el asma

Hoy en día podemos encontrar miles de cepas de marihuana, y elegir la adecuada para tí puede ser un proceso complicado. Analizando la evidencia científica aportada por las investigaciones podemos ver que tanto el THC como el CBD podrían ser efectivos para el asma, incluso en concentraciones muy bajas (1-3% THC). Los terpenos eucaliptol, limoneno y pineno podrían aminorar parte de la sintomatología del asma, y la teoría del efecto séquito que sugiere la existencia de una potencial sinergia entre los cannabinoides y los terpenos sugiere que algunos de estos terpenos podrían potenciar el efecto del THC y el CBD. Si eres asmático y junto con tu médico están considerando utilizar marihuana para el tratamiento de esta condición, debes de buscar quimiovares (cepas) con un alto grado de estos cannabinoides y terpenos. En el caso de que vivas en un estado en donde haya un programa activo de marihuana, deberías preguntar por los certificados de análisis (CdA) del producto en consideración para poder examinar detalladamente cuales son los principales cannabinoides y terpenos que contenga.     

Si prefieres evitar quedar colocado por el efecto asociado al THC, debes de buscar quimiovares como Ringo’s Gift, que tienen un alto grado de CBD y ambos terpenos pineno y limoneno. Si tienes alguna preocupación acerca de fumar marihuana, podrías probar otras formas de administración como los vaporizadores, inhaladores, comestibles y tinturas. Parte del conocimiento acerca de estos compuestos está basado en investigaciones preliminares, y a pesar de que han sido reconocidos por la FDA como seguros (GRAS – del inglés generalmente reconocido como seguro), siempre es recomendable consultar con tu médico tratante antes de utilizar la marihuana como tratamiento para el asma.

Efectos adversos potenciales del uso de cannabis

Mientras que algunos pacientes asmáticos reportaron tener una gran mejoría gracias al uso de marihuana, no lo hacen sin el riesgo de sufrir posibles efectos adversos. En general, los efectos adversos de la marihuana incluyen cambios temporales en la función cognitiva, en la coordinación y la memoria, ojos secos y boca seca, taquicardia cardiaca, ansiedad y paranoia. Para la mayoría estos efectos son raros, leves y/o manejables, pero en algunos estos efectos adversos pueden llegar a generar limitaciones, que harían del cannabis un tratamiento menos efectivo.  

Probablemente el efecto adverso más importante a considerar en pacientes asmáticos son las alergias que el cannabis puede generar. En algunos casos, la alergia al cannabis generó un incremento en la congestión de la vía aérea, aumento de las secreciones nasales, ojos llorosos, comezón nasal y ocular. Esto puede llegar a ser angustioso para los asmáticos y potencialmente dañino para aquellos que sufren de asma desencadenada por alergias. En los casos más severos, se han reportado sarpullidos cutáneos por contacto con resina de cannabis, empeoramiento de la sintomatología del asma, e incluso shock anafiláctico. Por lo que si tienes alergia al cannabis, el mismo no va a ser de ayuda para el tratamiento de tu asma. 

Otro punto importante a tener en cuenta al fumar marihuana es que puede impactar negativamente en el funcionamiento pulmonar. Estudios en animales sugieren que fumar marihuana se correlaciona con cambios en células pulmonares y enfermedades pulmonares como la bronquiolitis. Sin embargo, un estudio longitudinal en humanos de 20 años de evolución, sobre fumar marihuana, no mostró evidencia significativa de que esto se correlacione con un aumento de enfermedades pulmonares o un detrimento en la función pulmonar. De hecho, esta investigación sugiere que en algunos usuarios de cannabis se podría aumentar la función pulmonar.    

Ya que el asma puede ser una condición de vida o muerte, lo mejor sería congeniar con un doctor que tenga experiencia en tratar el asma con marihuana, y así poder ayudarte a aminorar los posibles efectos adversos que puedan surgir.

Descargo de responsabilidad

El contenido de The Cannigma está intencionado con propósitos informativos únicamente. No es substituto al consejo, diagnosis o tratamiento de un profesional médico. Consulte siempre con un profesional médico con antecedentes en cannabis previo a empezar el tratamiento.

Deja un comentario

Index de Condiciones A-Z