Subscribe Us

Home Recetas Azúcar de cannabis, ¿cómo se hace?
May 10, 2021 4 min de lectura

Azúcar de cannabis, ¿cómo se hace?

author
por Ben Hartman

Cada merienda, cada cena y cada noche en casa podrían usar un poco más de dulce. El azúcar de cannabis le permite a los cocineros endulzar cualquier plato con un toque de THC – y azúcar – sin la necesidad de agregar una grasa infusionada como el aceite o la mantequilla.

¿Pero qué es el azúcar de cannabis?

El azúcar de cannabis es solo eso – azúcar que se infusiona con cannabis después de un remojo en alcohol de grano y pasar por el horno. Es muy versátil. Se puede utilizar como endulzante para galletas, en un bowl de avena mañanera, o en la cucharada de azúcar que le pones a tu taza de café en cualquier momento del día. También sirve para hacer caramelo de cannabis.

Cuando quieras endulzar tus comidas y alegrar tus días, el azúcar de cannabis estará allí.

¿Por qué azúcar de cannabis?

Fumar un porro perfectamente armado debe ser la experiencia cannábica más clásica que hay. ¿Y dar unas buenas caladas de un vapo o un rico blunt? Divino, y garantiza que funcione cada vez.

Pero no hay necesidad de ser rígido cuando se trata del cannabis. Hay momentos en los que vas a preferir fumarte un porro o vapear, y hay momentos en que los comestibles van a ser lo que necesites.

Esto es más que nada porque los comestibles significan un buen rato y producen un colocón único que viaja a través del cuerpo y hace de cada película una comedia, y que cualquier cosa en la estantería se vuelva una delicia. 

Además, hacer un comestible como el azúcar de cannabis significa que siempre estás a solo un paso de hacer tus propios bocadillos, refrescos y comidas especiales. Solo saca el azúcar y ponte cómodo.

Heating up sugar in a pan
Hay momentos en los que vas a preferir fumarte un porro o vapear, y hay momentos en que los comestibles van a ser lo que necesites. (Shutterstock)

¿Primera vez haciendo comestibles? Evita estos errores.

Hay chances de que ya hayas escuchado esta historia de precaución. Un consumidor de cannabis entusiasmado va a probar un nuevo tipo de comestible, y le gana la impaciencia. Pasan unos 45 minutos o una hora y el THC aún no pega, así que decide tomar el control del asunto y duplicar su dosis. Con el pasar de los minutos, nuestro consumidor se da cuenta de que ha perdido el control del asunto, y que va a ser una larga noche.

Con los comestibles, asegúrate siempre de darles al menos un par de horas para sentir los efectos. Esto aplica más que nada a cuando es tu primera vez con la receta y no estás completamente seguro de qué tan potente es. Puede que hasta prefieras probar media dosis la primera vez, solo para estar seguro. En el peor de los escenarios, puedes tomar una dosis más grande la próxima vez.

Otro error igual de común es olvidarse de descarboxilar, y sin esto tus comestibles no te van a dejar volado – sin importar que tan sabrosos estén.

¿Qué es la descarboxilación?

La descarboxilación se refiere al proceso químico en que la marihuana es calentada y el cannabinoide THCA se convierte en THC. Esto pasa instantáneamente cuando se fuma el cannabis, pero cuando lo ingieres, la descarboxilación debe hacerse de antemano para que el cannabis tenga su efecto intoxicante.

Es difícil errarle a la descarboxilación. Solo hay que moler algo de cannabis y ponerlo al horno en una bandeja para hornear por unos 30-45 minutos, a alrededor de 220-245°F (105-120°C). Revisa cada 10 minutos para asegurarte de que el cannabis no se chamusque, y puede que quieras abrir una ventana para que tu cocina no se llene de olor a porro.

Cómo hacer azúcar de cannabis

Ingredientes

Hacer azúcar de cannabis es similar a hacer tinturas de cannabis.

Instrucciones

Toma 3 gramos de cannabis molido y descarboxilado y colócalo en el frasco de vidrio. Cubre el cannabis con el alcohol de grano y cierra el frasco. Deja que se remoje por 30 minutos, batiendo a cada rato.

Luego, cuela el líquido a través de la estopilla y a un bowl, y desecha el cannabis.

Agrega el azúcar al líquido colado, revuelve bien, y luego vierte a un plato de hornear de vidrio.

Hornea a 93°C/200°F, revolviendo regularmente hasta que el alcohol se haya evaporado, y remueve del horno. De forma alternativa, puedes colocar la mezcla líquida en un plato y poner en el horno a baja temperatura hasta que el alcohol se evapore.

Una vez que el azúcar se enfríe, rompe los pedazos grandes y coloca en un contenedor sellado.

¿Cuánto azúcar de cannabis debería usar?

A woman pours a teaspoon of sugar into her coffee
Considera utilizar media cucharadita o menos de azúcar de marihuana la primera vez que la uses para descubrir qué tan fuerte es y cómo te afecta. (Shutterstock)

Entran 48 cucharaditas de azúcar en una taza. La cantidad de THC que tenga el azúcar dependerá de la potencia del cannabis en cuestión.

Por ejemplo, 3 gramos de una cepa que contenga 20% de THC debería contener alrededor de 600 mg de THC. Dividido por 48, esto sería 12,5 mg de THC por cada cucharadita. La mayoría de las personas empiezan con una dosis de 5 mg de THC, aunque todos tenemos tolerancias diferentes.

Sin importar la potencia de tu cannabis, considera utilizar media cucharadita o menos de azúcar de marihuana la primera vez que la uses para descubrir qué tan fuerte es y cómo te afecta. Siempre puedes utilizar más la próxima vez.

Deja un comentario