Home Recetas
Cómo hacer queso cannábico

Cómo hacer queso cannábico

índice

El queso cannábico es una gran forma de combinar dos de los verdaderos placeres de la vida, y es particularmente fácil de preparar. Podría argumentarse que el queso califica como un producto para el cuidado personal – en especial si contiene una dosis saludable de THC.  

¿Por qué preparar queso cannábico?

Si tienes un porro ya enrolado en tu mesa, podrías simplemente fumarlo y luego comer un poco de queso directamente de una de esas bolsas de una libra de queso rallado que consigues fácilmente en cualquier supermercado. Todos lo hemos hecho, y en general suele complacer.

Pero no a todos les gusta fumar o vaporizar su marihuana, y es cierto que el pegue producido por los comestibles puede ser particularmente intenso y una experiencia realmente disfrutable. Incluso si prefieres fumar, es una buena idea cambiar un poco de vez en cuando.

Sin embargo, con los comestibles, hay un par de pasos a seguir para asegurarte de no tener una experiencia negativa. 

El primer error al preparar comestibles – olvidarse de descarboxilar 

Si quieres que el queso cannábico – o cualquier comestible – te deje colocado al comerlo, entonces es necesario que descarboxiles tu hierba primero. La descarboxilación es un proceso químico que implica calentar la marihuana para que el cannabinoide THCA se convierta en THC. Al fumar marihuana, esto ocurre cuando la llama quema el porro, o lo que hayas puesto en el bowl de tu pipa. En cambio, con los comestibles, debes tomar un poco de iniciativa antes.

Simplemente debes desmorrugar la mota que quieras utilizar para tu receta, y hornearla por unos 30-45 minutos a una temperatura de 105-120°C (220-245°F). Asegúrate de revisar la marihuana de a ratos para evitar que se chamusque, y puede que quieras abrir una ventana para ventilar el aroma a cannabis tostado – a menos que sea de tu agrado. 

El otro error que se suele cometer con los comestibles

Casi todos conocemos a alguien que haya cometido este error, y si no, puede que seas tu esa persona que lo cometió. Alguien fue impaciente al esperar a que los comestibles surtieran efecto y decidió incrementar la dosis, para eventualmente darse cuenta de que comieron el doble de la dosis recomendada. Comer muchos comestibles cannábicos no te generará ningún daño físico, pero sí puede hacer que tengas una experiencia verdaderamente desagradable.   

Tu mejor opción es tomarte el tiempo necesario, simplemente esperar y ver cómo te sientes después de un buen rato. Con el queso, puede que te sea difícil parar de comer una vez que empezaste, pero igual querrás que tu experiencia sea lo más positiva posible. 

Por qué necesitas leche cannábica

La leche cannábica es la base para un abanico de recetas de comestibles cannábicos, y tarda menos de una hora en hacerse. (Shutterstock)

La leche cannábica es muy fácil de preparar y puede utilizarse para hacer comestibles como el helado cannábico, pero también puede ser la forma perfecta de mejorar tu café matutino. 

Muchas recetas de queso cannábico requieren de la utilización de leche cannábica, y, por suerte, esta se puede preparar desde el confort de nuestras casas.

Todo lo que necesitas es tomar alrededor de 7 gramos de marihuana descarboxilada y cocinarla a fuego lento dentro de una cacerola, junto con 2-4 tazas de leche entera, por aproximadamente 30-45 minutos, asegurándote de que la leche no hierva por completo o se queme. Luego, debes dejarla enfriar y colarla a través de una estopilla, y así tendrás pronta tu leche cannábica.  

Cómo hacer queso cannábico

Existen una amplia variedad de formas de hacer queso cannábico, pero nos vamos a enfocar en tres – dip de queso cannábico para los nachos, queso cheddar cannábico y queso cannábico de casa de campo.

Cómo hacer un dip de queso cannábico para los nachos

Si se te antoja un comestible sabroso, ¿por qué no te juntas con tus amigos a disfrutar de un bowl de nachos con un dip de queso cannábico?

A partir de la receta de Delish.com, podremos prepararlo fácilmente, sustituyendo la leche regular por leche cannábica.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de manteca
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 taza de leche cannábica
  • 2 tazas de cheddar rallado 
  • ½ cucharadita de sal kosher
  • Una pizca de pimienta de cayena 
  1. Derrite la manteca en una cacerola mediana a fuego medio. Añade y bate la harina hasta que quede fragante, o cerca de un minuto.
  2. Lentamente añade la leche cannábica mientras bates, hasta que desaparezcan los grumos. Agrega el queso cheddar y revuelve hasta que se derrita.
  3. Añade la sal y la pimienta de cayena, y estará pronto para servir.

Alternativamente, podrías preparar esta receta con leche regular y sustituir la manteca regular por manteca cannábica. Encuentra nuestra sencilla receta de manteca cannábica aquí.

Cómo hacer queso con cannabis muy fácilmente

Some stores may even sell ready to eat cannabis infused cheese, making it yourself is pretty easy (Shutterstock)

Técnicamente hablando, preparar tu propio queso con cannabis no requiere de una receta en lo absoluto. Si ya te encuentras haciendo un dip de queso para el partido del domingo o estás derritiendo un bloque de cheddar para ponerle a unos jalapeños y a un Monterey Jack para acompañar a unas frituras con salsa, entonces podrás saltarte todo el desastre si tienes un lote de manteca cannábica.

Simplemente toma el bowl de queso fundido caliente que pusiste a calentar en el microondas y añádele una cucharadita o una cucharada de manteca cannábica.

Para descubrir nuestra guía paso a paso para preparar tu propia manteca cannábica, haz click aquí.

Cómo hacer queso cannábico de casa de campo

Ingredientes:

*La receta de Leafly te recomienda utilizar los 3,5 gramos de flor de cannabis descarboxiladas previamente para infundir 2 tazas de leche a baño maria. Si ya tienes dos tazas de leche cannábica, puedes saltarte este paso.

  1. Agrega las 2 tazas de leche cannábica al resto de la leche entera regular y calienta todo dentro de una cacerola, a fuego medio-bajo a unos 79,4°C (175°F).
  2. Añade el suero de leche y el jugo de limón a la mezcla, y quita del fuego. Por los próximos 10 minutos, la mezcla se cuajará y la leche se separará en cuajada y suero.
  3. Pon varias capas de estopilla sobre un colador y pon este encima del bowl. La cuajada saldrá del pote hacia la estopilla, ata esta fuertemente con un hilo de calidad. Átalo a una cuchara de madera y déjalo drenar.
  4. Pasados 30 minutos, abre la estopilla y agrégale sazón a gusto – sal o las especias que desees.

La receta de Leafly está adaptada de la receta de este video de YouTube hecho por los Estudios Ruffhouse. Se recomienda colocar el queso en un ramekin después de sazonarlo, envolverlo con un envoltorio plástico y dejarlo refrigerar durante la noche.

¿Cuánto queso loco debería comer?

A menos que seas intolerante a la lactosa, el único asunto que debes considerar al comer queso cannábico es tu tolerancia en relación a la potencia de la mezcla. En el caso de los comestibles, la potencia dependerá de la graduación y cantidad del cannabis que utilices. En las recetas mencionadas anteriormente, la potencia está directamente vinculada con la de la leche cannábica que utilices para preparar la mezcla. Si es la primera vez que pruebas cierto lote de queso cannábico, entonces tu mejor opción será llevar las cosas lentamente.

The Cannigma es apoyada por sus lectores. Cuando compras artículos a través de nuestros links, puede que ganemos una comisión, sin ningún costo adicional para ti.
Thanks for your feedback!

Sign up for bi-weekly updates, packed full of cannabis education, recipes, and tips. Your inbox will love it.