Home Planta
¿Qué son los flavonoides del cannabis?

¿Qué son los flavonoides del cannabis?

índice

Si estás al tanto de las noticias cannábicas, seguro hayas oído hablar de los cannabinoides y los terpenos, los químicos más conocidos de los que constituyen la marihuana. Estos químicos, entre otros, proveen los efectos terapéuticos y contribuyen al color, sabor y aroma del cannabis. Hay más de 500 químicos de estos identificados en el cannabis, pero no todos son cannabinoides y terpenos.

Algunos de estos componentes químicos activos forman parte de una clase de químicos llamados ‘flavonoides’. Mientras que están mucho menos investigados que los otros elementos en la planta de cannabis, los flavonoides también contribuyen a los factores médicos y perceptivos en el cannabis. Mientras que la ciencia cannábica progresa, más y más personas están preguntando acerca de los flavonoides y qué rol juegan en sus experiencias medicinales.

¿Qué son los flavonoides?

Para ponerlo en términos simples, los flavonoides son una clase de químicos que se producen durante el ciclo de crecimiento de la planta. Mientras que los flavonoides se pueden hallar en el cannabis, no son exclusivos a la planta de cannabis. Los científicos encontraron estos químicos en todos los tipos de plantas, desde flores como el cannabis, hasta frutas, granos y vegetales con los que nos alimentamos, al igual que en otras plantas.

Los flavonoides no son exclusivos al cannabis, se pueden hallar en muchas otras plantas. (Shutterstock)

Lejos de ser exclusivos al cannabis, los flavonoides son en realidad bastante comunes en la vegetación que nos rodea y en la comida que comemos todos los días.

Los flavonoides son un grupo de químicos diversos, con más de 10.000 compuestos categorizados como flavonoides. En general, se dividen en seis grandes grupos:

  • flavanones
  • antocianidinas
  • flavan-3-ols
  • flavonoles
  • isoflavonas
  • flavonas

Puede que también encuentres referencias a las cannaflavinas, los flavonoides que se encuentran en el cannabis. Estas cannaflavinas pertenecen a las subclases de las flavonas y los flavonoles.

Pero en lo que se refiere a los efectos, los flavonoides proveen el color, aroma y el sabor a las plantas que los contienen. Pero estos componentes también pueden ser terapéuticamente activos – ofreciendo beneficios a la salud a aquellos que los consumen o los utilizan tópicamente. 

Gracias a estos beneficios terapéuticos, los beneficios derivados de las plantas cotidianas se han vuelto un ingrediente indispensable en muchas aplicaciones nutracéuticas, farmacéuticas, medicinales y cosméticas.

Cannaflavinas: Los flavonoides específicos del cannabis

Obviamente, el cannabis también contiene estos poderosos flavonoides.

El subgrupo de flavonoides que se encuentran en el cannabis se llaman cannaflavinas, y fueron descubiertos por primera vez en 1986 por el investigador Marilyn Barret en la Universidad de Londres. Barret encontró, en su estudio inicial, dos flavonoides específicos al cannabis conocidos como Cannflavin A y Cannflavin B. Pero en los años siguientes alrededor de 20 flavonoides más fueron encontrados en el cannabis, la mayoría pertenecientes a los subgrupos de las flavonas y los flavonoles, y incluyendo flavonoides como la luteolina, el kaempferol y la quercetina.
En el cannabis, como en otras plantas, estos flavonoides pueden afectar el sabor, color y aroma de las flores. También pueden alterar la manera en que una cepa o variedad de cannabis afecta a la persona que la consume.

En el cannabis, como en otras plantas, estos flavonoides pueden afectar el sabor, color y aroma de las flores. (The Cannigma/ Anthony Travagliante)

En el cannabis, cada cepa tiene una mezcla única de componentes químicos. Pero aún con la misma cepa, puede haber una gran variación en los químicos naturales presentes en la planta de cannabis. Dependiendo de qué mezcla de químicos cannábicos estés consumiendo, te puede afectar de maneras diferentes y puedes experimentar beneficios terapéuticos diferentes.

Mientras que puedas haber oído que los terpenos y los cannabinoides son totalmente responsables de estos factores medicinales y perceptivos – los flavonoides también pueden jugar un rol en crear estos efectos diferenciales. Entonces, puede que la parte de la experiencia que disfrutes de tu cepa favorita sea proveniente de los flavonoides.

Cómo los flavonoides interactúan con los otros químicos en el cannabis

Para complicar las cosas, los químicos en el cannabis también pueden crear diferentes efectos dependiendo en qué otros químicos están presentes en la mezcla de cannabis que se esté consumiendo. Este ‘efecto séquito’ es un reconocimiento de que los químicos activos en el cannabis trabajan juntos sinérgicamente para crear los efectos que no se podrían obtener de ninguna de las partes individualmente. 

Algunos investigadores sugieren que hay flavonoides que podrían jugar un rol en este efecto séquito desde que sus mecanismos interactúan con los del THC y el CBD. Al inhibir ciertas enzimas, estos flavonoides pueden bloquear parte del metabolismo del THC – alterando cómo se siente para aquellos que lo usan. Entonces, los flavonoides pueden definitivamente impactar tu cannabis – no solo añadiendo a la mezcla de cannabinoides y terpenos presente, sino también alterando cómo esa mezcla te puede impactar.

Efectos terapéuticos potenciales de los flavonoides

Ahora sabemos lo que son los flavonoides pero aún no hemos aprendido mucho sobre lo que pueden hacer.

Aún así, los flavonoides están llenos de valor terapéutico y potencial. La investigación es bastante limitada cuando se refiere a estos químicos menos explorados en la planta de cannabis, pero la investigación que se ha realizado es prometedora. También podemos aprender mucho de la investigación realizada a flavonoides derivados de plantas que no son la del cannabis.

Aunque la investigación de los flavonoides es limitada, estas moléculas demuestran tener mucho potencial terapéutico. (Shutterstock)

Aquí hay algunas de las formas en que los científicos dicen que los flavonoides pueden ser útiles:

Aliviar la inflamación

Cuando se habla de cannaflavinas, un gran beneficio terapéutico es sus poderes antiinflamatorios. Mientras que muchos flavonoides son antiinflamatorios, ciertas cannaflavinas parecen ofrecer un alivio a la inflamación más seria. Se confirmó que el Cannflavin A y el Cannflavin B, aquellas cannaflavinas originalmente descubiertas en 1986, tienen beneficios antiinflamatorios 30 veces más efectivos que la Aspirina.

Esto podría ser una gran noticia para aquellos luchando con condiciones inflamatorias. Si tuviéramos buenas fuentes de información acerca de las cannaflavinas aisladas, los proveedores de cannabis podrían ofrecer una cura para la inflamación más poderosa de las que se encuentran disponibles actualmente.

Prevenir y luchar contra el cáncer

También hay gran evidencia de que los flavonoides pueden ayudar en la prevención del cáncer y en su tratamiento.

Los estudios están mostrando que los flavonoides pueden desalentar el proceso de carcinogénesis al interferir con múltiples vías de transducción de señales relacionadas con el crecimiento y diseminación del cáncer por todo el cuerpo. Esto actúa para limitar la proliferación, angiogénesis y metástasis de las células cancerígenas, y hasta puede incrementar la apoptosis – la muerte de las células cancerosas.

Más recientemente, un estudio de 2019 encontró que los flavonoides del cannabis muestran señales prometedoras como tratamiento para el cáncer de páncreas, tanto en términos de reducir los tumores como de prevenir tumores secundarios. Obviamente, esta investigación es limitada y se necesita más para descubrir cómo, y sí, los flavonoides pueden ser realmente utilizados por los pacientes en la lucha contra el cáncer.

Promover la salud de la piel

Los flavonoides también pueden ser muy útiles cuando se trata de proteger y tratar los trastornos de la piel. Como ya vimos, estos pueden ser agentes antiinflamatorios y antioxidantes poderosos, lo cual es muy bueno para la piel. Pero también se ha descubierto que son protectores contra la despigmentación, el daño del sol, y los efectos del envejecimiento sobre la piel.

Haciendo que los flavonoides sean un tónico para la piel aún mejor – estos se absorben muy eficientemente mediante la misma. Así que en formulaciones tópicas, estos podrían ser muy efectivos. Mientras que aún se precisa de más investigación para descubrir qué formulaciones exactamente van a ser útiles y seguras para los consumidores, la investigación actual es prometedora y asume que los flavonoides pueden ser de gran ayuda contra las condiciones de la piel más serias. 

Aparte de estos usos terapéuticos para los flavonoides mejor investigados, los investigadores también hallaron evidencia de que los flavonoides pueden ser neuroprotectores, antibacteriales, antivirales, antialérgicos, pueden luchar contra la hepatitis, reducir los moretones, aliviar el glaucoma, y calmar la ansiedad.

La investigación de los flavonoides es limitada – pero creciente

Científico examinando una planta de cannabis. (Shutterstock)

Mientras que los flavonoides, incluyendo las cannaflavinas, son químicos activos claramente potentes y terapéuticos, aún estamos lejos de usar cannaflavinas como tratamiento para condiciones específicas. La investigación, hasta ahora, ha sido limitada en lo que se refiere a pruebas de los tratamientos con flavonoides en humanos, y también existen otras barreras para el desarrollo de estos tratamientos.

La dificultad de obtener las aprobaciones

Para empezar, en muchos países, es difícil obtener aprobación para investigar el cannabis y los flavonoides están bastante por debajo en la lista de químicos en investigación cuando los estudios del cannabis en humanos se aprueban. La biodisponibilidad limitada de los flavonoides cuando se toman oralmente, y las cantidades tan pequeñas de cannaflavinas en el cannabis, también hacen que el desarrollo de tratamientos sea difícil. Se requieren grandes cantidades de cannabis para obtener los flavonoides necesarios para la mayoría de los tratamientos propuestos, haciendo que el costo sea prohibido para la mayoría.

Aún así, los estudios preliminares ya disponibles están empezando a inspirar a más investigadores para que investiguen estos químicos tan útiles. Algunos incluso están intentando averiguar cómo obtener más cannaflavinas por planta, para conseguir maneras de obtener cannaflavinas más efectivas en su costo. Con suerte, con el correr del tiempo, los científicos  van a aprender más acerca de cómo producir y usar cannaflavinas en las formas deseadas, y empiecen a ofrecer tratamientos para condiciones específicas basados en flavonoides.

En el entretiempo, puedes disfrutar de los beneficios de las cannaflavinas en tu cannabis, como una parte del efecto séquito de tus flores. Estas cannaflavinas conforman únicamente alrededor del 0,014% del peso de la planta – ¡pero eso no significa que no hagan la diferencia!

Thanks for your feedback!

Sign up for bi-weekly updates, packed full of cannabis education, recipes, and tips. Your inbox will love it.