Subscribe Us

Home Noticias Cannabis y Coronavirus: mitos y verdades
May 6, 2020 5 min de lectura

Cannabis y Coronavirus: mitos y verdades

author
por Ben Hartman
Revisado médicamente por Roni Sharon, MD

Durante las noticias de última hora sobre grandes eventos, el ritmo de la nueva información puede ser abrumador. A menudo hay poco tiempo para verificar alegaciones antes de que se extiendan por el mundo en las redes sociales. Esto es especialmente cierto durante una pandemia, cuando las personas se enfrentan a niveles desmesurados de miedo y ansiedad. En este contexto, buscan cualquier forma de establecer algún tipo de albedrío sobre situaciones peligrosas que están fuera de su control.

Para muchos consumidores de cannabis, esto se ha manifestado en un tipo de nuevo cuestionamiento sobre el uso de la marihuana. ¿Podría esta medicina (o pasatiempo) que alivia su condición médica o calma su estrés, también representar una amenaza?

Los informes de los medios de comunicación que detallan los riesgos del consumo de marihuana durante la pandemia del coronavirus han ocupado un lugar destacado en los medios y redes sociales en las últimas semanas.

Aquí hay tres afirmaciones que merecen un examen cuidadoso:

Afirmación #1: “No fumes marihuana porque estarás demasiado colocado para hablar con tu médico”

El cannabis es solo uno de los muchos medicamentos que puede tener efectos psicotrópicos o sedantes que puedan representar un desafío para los médicos de emergencias. (Cathy Yeulet/ 123rf)

En un reciente artículo de la CNN, ampliamente difundido, se cita al Dr. Mitchell Glass, neumólogo y portavoz de la Asociación Americana del Pulmón, diciendo que la marihuana no debe utilizarse durante la pandemia de coronavirus. Entre sus razones más confusas está la idea de que si alguien que está colocado con marihuana y necesita asistencia médica, puede que no sea capaz de comunicarse con los profesionales médicos. O que se vuelva hostil, o incapaz de dar su consentimiento.

“Ahora hay un trabajador de la salud que está vestido, enguantado, posiblemente en un traje de protección tratando de comunicarse contigo. Estas son personas que están tratando de decidir si usted debe ir a casa, entrar a la sala de emergencias, o en el peor de los casos, que le pongan un respirador”, se cita al Dr. Glass.

En realidad, el cannabis es sólo uno de los muchos medicamentos que pueden tener efectos psicotrópicos o sedantes que pueden suponer un reto para los médicos de urgencias. El consumidor promedio de marihuana – especialmente los grandes consumidores – tienden a estar acostumbrados a sus efectos mentales. Es decir que son capaces de mantener sus funciones cognitivas incluso cuando están colocados. Anecdóticamente hablando, muchos usuarios te dirán que una situación estresante puede producir rápidamente un efecto de sobriedad.

Puede ser aconsejable que si alguien está muy colocado y piensa que necesita tratamiento médico para COVID-19, se ponga un poco sobrio antes de contactar con los profesionales médicos o de ir al hospital, a menos que sea una situación de emergencia. Pero eso sólo no es un argumento convincente contra la marihuana medicinal.

Afirmación #2: “Fumar marihuana hace que tus pulmones sean más susceptibles a las complicaciones del coronavirus”

Una doctora examina los rayos X de los pulmones de un paciente. (Saksit Kuson/ 123rf)

En un artículo reciente del Metro UK, el neumólogo Dr. Albert Rizzo, jefe médico de la Asociación Americana del Pulmón, dice que después de fumar marihuana “tienes algo de inflamación en las vías respiratorias y encima te da una infección así que, sí, tu posibilidad de tener más complicaciones existe”.

Esto es mayormente cierto.

Según la Organización Mundial de la Salud, el consumo de tabaco y de pipas de agua “puede aumentar el riesgo de sufrir síntomas graves debido a la enfermedad de COVID-19”. Esto incluye el riesgo de ser admitido en cuidados intensivos o de necesitar asistencia de un respirador. Y, aunque la marihuana y el humo del tabaco son diferentes, hay razones para suponer que si el humo del tabaco puede aumentar los riesgos, entonces cualquier otro humo probablemente también lo haría.

Pero tampoco es toda la historia.

Las investigaciones han demostrado que el humo de la marihuana puede causar algunos problemas pulmonares, pero eso no es todo lo que hace.

Recientes revisiones académicas de investigaciones médicas han encontrado que fumar marihuana a largo plazo está de hecho “asociado a un aumento de síntomas respiratorios que incluyen tos, flema y sibilancias”. También descubrieron que el uso a corto plazo puede abrir las vías respiratorias. Además, no hay pruebas muy sólidas de que fumar marihuana a largo plazo cause una obstrucción del flujo de aire.

Al igual que la combustión e inhalación de cualquier sustancia, fumar marihuana puede causar daños en el sistema respiratorio. Si te preocupa tu salud pulmonar – una preocupación legítima durante la pandemia de coronavirus – evitar fumar de cualquier modo es probablemente una buena idea.

Afortunadamente, fumar no es de ninguna manera la única forma de consumo de cannabis. Existen desde comestibles hasta tópicos, vapes, tinturas y pastillas. No hacen falta formas de consumir cannabis para aquellos que quieren evitar fumar.

Afirmación #3: “El cannabis puede debilitar su sistema inmunológico”

(The Cannigma/ Anthony Travagliante)

Esto va a ser muy largo.

Sabemos que el sistema endocannabinoide tiene que ver con la regulación del sistema inmune. Los posibles efectos antiinflamatorios del cannabis han contribuido a popularizarlo entre quienes sufren la enfermedad de Crohn y la celiaquía. Además, hay razones para creer que algunos cannabinoides pueden suprimir el sistema inmunológico. Esto puede ayudar a los pacientes que se enfrentan a condiciones autoinmunes como la artritis reumatoide.

Estos mismos efectos son parte de la preocupación de los médicos y expertos en salud pública de que el cannabis pueda dejar a algunos consumidores más vulnerables a ciertas enfermedades infecciosas.

En el mismo artículo mencionado anteriormente, el Dr. Kevin Sabet afirma que el THC (el químico psicotrópico de la marihuana) “ha demostrado en estudios dañar el sistema inmunológico y poner en peligro la salud en general”, y puede ser un inmunosupresor.

Un estudio del 2017 encontró que “el cannabis modula negativamente la señalización inflamatoria en los inmunocitos”. Además, sus experimentos confirmaron que estos efectos eran más probablemente causados por el THC. Sin embargo, el estudio también encontró que, con dos de los pacientes examinados, la exposición prolongada al cannabis “resultó en la reversión de este efecto”.

Otras investigaciones no han sido tan concluyentes. Un estudio de 1989 no encontró “ninguna alteración endocrina o inmunológica” como resultado de la ingesta de THC. El estudio también encontró que cuando los sujetos fueron agrupados “de acuerdo a su historia de THC”, no se observaron diferencias “en las pruebas de función inmunológica”.

El resultado final es que las investigaciones clínicas realizadas sobre el THC no han determinado inequívocamente que debilite el sistema inmunológico, ni que lo haga específicamente más susceptible a la infección por coronavirus. Además, hay ensayos clínicos que se están llevando a cabo en este momento para ver si los efectos antiinflamatorios de la marihuana podrían ayudar a tratar el coronavirus.

Sin embargo, en una entrevista con The Cannigma el mes pasado, el Dr. David Knox, cofundador de American Cannabinoid Clinics, aconsejó elegir productos de marihuana con alto contenido de CBD o CBG (Cannabigerol) en lo que dure la pandemia de coronavirus. Esto se debe a que se ha demostrado que estos dos cannabinoides modulan la inflamación al disminuir la producción de citoquinas inflamatorias.

Ciñéndonos a los hechos

Lo que es innegable es que sólo pasaron unos meses de la pandemia de coronavirus y hay mucho que aún es incierto. Cualquiera que se preocupe por su seguridad debe adherirse a lo básico en tiempos de pandemia. Principalmente, practicar el distanciamiento social, lavarse las manos y no tocarse la cara.

Además, aunque las investigaciones no son todavía inequívocas sobre esto, los consumidores de marihuana que estén preocupados por su salud pulmonar pueden considerar formas de ingestión que no sean fumar. También pueden aplicarse incluso mucho después de que el coronavirus (esperemos) salga de nuestras vidas para siempre.

Deja un comentario