Subscribe Us

Home Noticias ¿Es la marihuana recomendable para hacer ejercicio?
Ene 31, 2021 20210405 10 min de lectura

¿Es la marihuana recomendable para hacer ejercicio?

author
por Ben Hartman
Revisado médicamente por Dr. Lewis Jassey, MD

Es una hermosa mañana en algún lugar de las montañas Blue Ridge de Carolina del Norte. Jon Kennedy hace una última parada antes de salir a correr a la montaña: fuma una calada de cannabis con alto contenido de THC, comprueba que sus zapatillas estén bien ajustadas y se pone en marcha.

“Fumar hace mi experiencia más agradable. Tranquiliza mi mente a la hora de correr y me siento más en paz con todo lo que me rodea. Me hace perderle el miedo a la colina que estoy a punto de subir”, dijo.

Kennedy es un antiguo ingeniero nuclear de 40 años. Hoy, posee y dirige una empresa de distribución de cáñamo en Carolina del Norte. Ha utilizado el cannabis como parte de su régimen de ejercicios de entrenamiento de resistencia, yoga y, especialmente, con las carreras de montaña. Durante las mismas, dice, la marihuana le ayuda a correr por el bosque “sin dolor, en este estado onírico y alegre”.

Durante los últimos años, Kennedy ha formado parte de “NORML Athletics“, un proyecto iniciado por un grupo de defensa de la legalización del cannabis, en parte para “luchar contra el estereotipo del fumón perezoso”.

Kennedy dijo que el grupo pretendía cambiar el mensaje sobre el consumo de cannabis, pero también animar a las personas que lo consumen a adoptar un estilo de vida saludable y activo, y no cometer el error de pensar que tienen que elegir entre consumir cannabis y participar en deportes.

Dijo que la organización también anima a sus miembros a participar en eventos benéficos (como carreras de 10 y 5 kilómetros). Estos recaudan dinero y concientizan sobre enfermedades que el cannabis puede ayudar a tratar, como la esclerosis múltiple, el cáncer y la epilepsia.

¿Es más fácil hacer ejercicio drogado?

Una mujer corriendo en el bosque (thevisualsyouneed/ 123rf)

Kennedy es un gran creyente de que la marihuana puede ayudar a motivar a la gente “a superar ese obstáculo inicial y dar ese primer paso hacia el ejercicio”, y que una vez que empiezan tienden a darse cuenta de los beneficios rápidamente.

“Cualquiera que haya salido a correr consumiendo THC dice que es más agradable. Lo mismo ocurre con el yoga. Hace que la gente sea mucho más consciente de sus sensaciones corporales, mucho más presentes en sus cuerpos”.

Kennedy dijo que los deportes más comunes para los miembros de NORML Athletics son el yoga, el jogging y las MMA (jiu jitsu, específicamente). Los practicantes de jiu-jitsu brasileño suelen describir su deporte como la resolución dinámica de problemas, y el cannabis puede ayudar en este aspecto. Entusiastas de algunos deportes extremos, escaladores y practicantes de boulder también son conocidos por estar abiertos al consumo de cannabis.

Además de los beneficios físicos reales, Kennedy dijo que combinar el ejercicio con marihuana puede tener un gran efecto en la forma en que la gente consume el cannabis en general, haciendo que sea un acto más consciente y deliberado.

“Podemos argumentar que esto no es un vicio si lo haces deliberadamente. No funciona sólo como un escape sino como un paso adelante, en una dirección saludable”.

Al menos en los estados con cannabis legal, parece que ya han tomado nota de sus beneficios.

En 2019, la Universidad de Colorado publicó un estudio titulado “¿El nuevo subidón del corredor?”. En él, se descubrió que más del 80% de los 605 encuestados en estados con programas de marihuana totalmente legales apoyaban su uso simultáneo con el ejercicio. La mayoría de los participantes que apoyaban el uso de cannabis con el ejercicio “informaron que hacerlo aumenta su disfrute. Asimismo, disminuye el tiempo de recuperación del ejercicio y aumenta su motivación para empezar”.

Las personas que hacen ejercicio colocadas se ejercitan más

Un hombre corriendo en el bosque (maridav/ 123rf)

También se descubrió que quienes combinan la marihuana y el ejercicio declararon dedicar una media de 159,7 minutos semanales al ejercicio aeróbico. Mientras tanto, en el caso de los no consumidores, la media era de 103,5 minutos.

El estudio se realizó mediante una encuesta anónima en línea dirigida a personas mayores de 21 años de California, Colorado, Nevada, Oregon y Washington a las que les habían gustado páginas de Facebook relacionadas con el consumo de cannabis. Un total de 605 personas respondieron a las preguntas. En general, el estudio descubrió que los participantes del estudio que consumían marihuana con ejercicio eran más jóvenes, en su mayoría hombres y tenían un índice de masa corporal más bajo.

Los investigadores señalaron que una de las limitaciones del estudio fue que el reclutamiento a través de las redes sociales “captó a los encuestados que están comprometidos con la defensa del cannabis”. Además, afirmaron que, en general, los estados que han legalizado el cannabis tienen niveles más altos de actividad física que los estados que no lo han legalizado. Además, “puede incluso haber una correlación más fuerte entre el uso del cannabis con el ejercicio y las conductas de ejercicio en los estados menos activos”.

Cada vez hay más investigaciones sobre la eficacia potencial del cannabis en la medicina deportiva. Las ligas deportivas profesionales, como la Asociación Nacional de Baloncesto, la Liga Mayor de Béisbol y la Liga Nacional de Hockey, han adoptado políticas mucho más indulgentes sobre el cannabis en los últimos años.

No es una droga que mejore el rendimiento

Brazilian Jiu Jitsu training (Miljan Živković/123rf)

Una revisión exhaustiva de 2017 analizó 15 estudios publicados sobre el efecto de la marihuana en el rendimiento del ejercicio. Encontró que “ninguno mostró ninguna mejora en el rendimiento aeróbico”. Esto les llevó a concluir que “el THC no mejora el ejercicio aeróbico o la fuerza”.

La revisión afirmó que dos estudios encontraron que “la marihuana provocó dolor de pecho con una carga de trabajo menor (100% de los sujetos) y una reducción de la fuerza”.

En general, dijo que “el pequeño número de estudios científicos muestran que el cannabis disminuye el rendimiento aeróbico o no tiene ningún efecto sobre él. No hay razones teóricas para creer que pueda aumentar la fuerza o la resistencia”.

Dicha conclusión es similar a la de una revisión de 2018 de la investigación existente. Ésta encontró que “no hay evidencia directa de los efectos de mejora del rendimiento en los atletas.” Sin embargo, los investigadores concluyeron que los beneficios potenciales del cannabis para el manejo del dolor y la reducción de los sistemas relacionados con las conmociones cerebrales merecen una mayor atención.

Mientras tanto, una encuesta de 1.161 atletas en 2019 encontró que “los efectos subjetivos positivos fueron más a menudo respaldados que los efectos subjetivos adversos”, entre quienes usan THC, CBD o una combinación de ambos.

Concluyeron que el “uso de THC y CBD ofreció un mayor beneficio para el bienestar y baja frecuencia de efectos adversos, mientras que el CBD solo ofreció los efectos menos positivos”.

¿Cuáles son los riesgos de mezclar la marihuana con el ejercicio?

Mancuernas en el gimnasio (parilovv/ 123rf)

“La cuestión de si mezclar el cannabis con el deporte es arriesgado y se reduce a cómo y qué cannabinoide se utiliza“, según la doctora Bonnie Goldstein, directora médica de Canna-Centers y autora de Cannabis is Medicine.

“Si uno está consumiendo cannabis rico en THC, puede producirse un deterioro que, en el peor de los casos, puede llevar a una disminución de la coordinación, una alteración de la percepción espacial y una disminución de la sensación del riesgo, lo que puede conducir a una lesión accidental. El CBD, como compuesto no tóxico, no parece tener riesgos significativos“, dijo la Dra. Goldstein.

Añadió que, según su experiencia, “la mayoría de las personas físicamente activas, especialmente las que se consideran atletas, no están interesadas en verse perjudicadas por el THC. Suelen encontrar su dosis ‘ideal’, e informan de beneficios que incluyen un mayor rendimiento y motivación, así como menos ansiedad, mejor sueño, menos dolor y una mejor recuperación”.

Señaló que, en raras ocasiones, hay informes de “graves consecuencias cardíacas que pueden estar relacionadas con el uso de cannabis rico en THC de alta potencia”. Sin embargo, éstas son mucho menos pronunciadas en los consumidores más experimentados. También afirmó que fumar cannabis en exceso de forma crónica “aunque hasta ahora no se ha relacionado con el cáncer de pulmón o la EPOC, se ha relacionado con la bronquitis y algunos cambios pulmonares”. Asimismo, añadió que los deportistas pueden evitar los efectos secundarios eligiendo un método de consumo diferente, como la vaporización o las tinturas sublinguales.

También afirmó que los cannabinoides “han demostrado tener propiedades analgésicas, antioxidantes, antiinflamatorias y neuroprotectoras, lo cual puede ayudar a la recuperación de los entrenamientos”. Además, el THC es un conocido broncodilatador y puede causar vasodilatación, por lo que podría ayudar a aumentar el flujo de aire a los pulmones y la oxigenación a los músculos.

Los beneficios del cannabis para el entrenamiento deportivo y la recuperación

La NBA anunció recientemente que iba a dejar de testear a los jugadores por cannabis. (Felix Lipov/ 123rf)

Un atleta profesional que ha combinado muy abiertamente el consumo de cannabis con el entrenamiento es Avery Collins. Collins ha terminado docenas de ultramaratones, incluido el Tor des Géants (Tour de los Gigantes) en Italia, que cubre más de 300 km y 25 puertos de montaña en el noroeste de Italia.

Collins declaró que el cannabis le ayuda a “permanecer inactivo en lugar de querer correr siempre rápido. El cannabis simplemente me recuerda que debo ir más despacio y ser paciente”.

También tiene un acuerdo de patrocinio con una empresa de CBD; y es el único corredor de resistencia patrocinado por el dispensario, The Farm de Boulder, Colorado.

Dice que el THC puede agudizar los pequeños dolores y las posibles lesiones. Esto “me permite tomar la decisión correcta de qué tipo de entrenamiento debo hacer y cuánto esfuerzo debo emplear”.

Collins tiene muy en claro que nunca ha consumido ni consumirá cannabis durante un evento, ya que va en contra de las normas de la Asociación Mundial Antidopaje. Su régimen incluye el entrenamiento y la recuperación. Después de las carreras largas, dice que el THC/CBD “es crucial para apagar la mente y el cuerpo”. Esto le permite conciliar el sueño y comenzar el proceso de recuperación. También puede ser muy eficaz contra los dolores de estómago, permitiéndole comer poco después de una prueba, añade Collins.

Hace que la carrera sea más agradable

Corriendo en el camino en una montaña (Yelena Kovalenko/ 123rf)

Y durante el entrenamiento, Collins afirma que el THC ayuda a que toda la experiencia sea mucho más divertida.

“El THC me permite no pensar tanto en la velocidad, sino que me permite abrazar plenamente el sendero y las montañas que me rodean. Ayuda a mi mente a vagar por lugares felices, que sólo hacen que la carrera sea más agradable”.

Dijo que el estado de ánimo en el que se entra es una consecuencia de los efectos del cannabis, y que no importa qué tan entrenado estés.

“Hay una línea muy fina entre tener un estado físico increíble y padecer lesiones a la hora de entrenar a nivel profesional. Aquí es donde el cannabis me ayuda. En una típica semana de entrenamiento de siete días a la semana es vital que al menos cuatro de esas carreras se hagan a un nivel de esfuerzo del 50%. El THC me ayuda a moderar mi esfuerzo en lugar de dar un esfuerzo total cada día”.

También dijo que el THC prolonga la sensación de “subidón del corredor”, hasta más de una hora. Añadió que, aunque el cannabis no es para todo el mundo, “merece la pena probarlo si buscas algo de motivación para simplemente salir por la puerta”. También dijo que “puede permitirte apreciar y disfrutar plenamente de actividades como correr”.

Esto puede estar relacionado con el papel del sistema endocannabinoide en el fenómeno del “subidón del corredor”. Los investigadores demostraron que, a pesar de la idea popular de que las endorfinas son las moléculas responsables del “subidón” que a veces sienten los corredores, son los niveles elevados de anandamida (uno de los principales endocannabinoides, que es un imitador parcial del THC) que se producen tras un ejercicio prolongado los que realmente provocan el fenómeno. La anandamida y el THC actúan sobre el mismo receptor. Por ende, tiene sentido que los corredores que consumen marihuana experimenten un cambio en la duración del subidón.

Una profunda sensación de fusión con el entorno

Ciclismo en carretera (TORWAI Suebsri/ 123rf)

Ben Castro puede identificarse claramente con esa opinión.

Castro, un investigador de ecología chileno de 37 años, dijo que el cannabis le permite sentir una “increíble conexión” cuando hace deporte; ya sea una conexión con su bicicleta en paseos por la ciudad o el campo, o también con el medio ambiente que le rodea. Castro describió el hecho de pasear por los parques cuando está colocado, o de mirar la arquitectura mientras recorre una calle de la ciudad, reflexionando sobre la inspiración del arquitecto en un estado de felicidad.

“Hay una profunda sensación de mezcla, de mimetización con el entorno cuando estás colocado. El consumo de cannabis potencia positivamente la sensación deportiva. Y lo que es más importante, creo que aprendes esta sensación: puedes generar esta misma conexión la próxima vez, incluso si no consumes cannabis”.

Jill Woodworth, una maratonista de 54 años de Rutland, Massachusetts, dijo que el cannabis ayuda a crear una especie de estado hipnótico al correr.

“Te mantiene en el momento. Uno es capaz de estar más presente con cada pensamiento, dejarlo pasar, abrirse a ideas novedosas que surgen de forma más espontánea. También me da la capacidad de centrarme en mi cuerpo, en lo que siento en mis músculos y articulaciones y afinar la mecánica en el momento”.

También dijo que el uso de CBD después de correr le ha ayudado a lidiar con problemas de inflamación.

Fumar marihuana y levantar pesas: “Estaba súper motivado”

Haciendo ejercicio en el gimnasio (rido)

Mathias Krell, un uruguayo de 21 años, dijo que ejercitarse con marihuana ha cambiado no sólo su forma de hacer ejercicio, sino también toda la manera en que ve la experiencia de fumar.

Krell dijo que esta especie de epifanía llegó al principio de la pandemia de COVID-19, cuando él y el resto de su ciudad natal, Montevideo, fueron puestos en cuarentena. En ese momento, ir al gimnasio ya no era una opción.

“Todo el mundo estaba en cuarentena y empecé a ir a un pequeño rincón de mi patio trasero donde tenía dos mancuernas que nunca había usado. Así que empecé esta rutina en la que me fumaba un porro entero y hacía al menos 40 minutos de un entrenamiento intenso con mancuernas”.

Krell dijo: “Me comprometí mucho con eso, y sentía que no me cansaba. Estaba muy motivado y súper concentrado y la verdad es que me ayudó mucho. Recuperé una de las mejores formas físicas que he tenido en mucho tiempo, sin siquiera ir al gimnasio”.

También dijo que descubrió que después de fumar marihuana y hacer ejercicio, su recuperación era más fácil y no le dolía tanto al día siguiente. Además, dijo que la música y el cannabis se combinan perfectamente a la hora de hacer ejercicio, mejorando aún más la experiencia.

Pero incluso cuando no estaba haciendo ejercicio, sintió una diferencia en su forma de elegir la experiencia de fumar.

“Antes, colocarme era más bien sentarme en el sofá y no hacer nada; pero, una vez que me metí en esto, centré el colocón en algo más productivo. Así es como personalmente me gusta ahora mi experiencia con la marihuana. No me siento necesariamente el estereotipo básico del fumón”.

Traducción cortesía del El Planteo

Deja un comentario