Subscribe Us

Home Recetas Cómo hacer pan de cannabis
Jun 8, 2021 5 min de lectura

Cómo hacer pan de cannabis

author
por Ben Hartman

El año pasado te puede haber llevado a pensar lo contrario, pero no se necesita una pandemia para ponerse a hornear pan. Hornear pan es algo casi primordial en el comportamiento humano, una manera de hacer algo esencial para la humanidad a partir de los ingredientes más básicos – y poder publicar todo el proceso en Instagram. Pero qué pasaría si lo mezclamos con otro rasgo icónico de la humanidad a escala global – quedar colocado y ver pasar el resto del día.

Hola, pan de cannabis.

Pero espera, si ya hice mantequilla cannábica, ¿por qué no compro algo de pan en la tienda y le esparzo mantequilla cannábica por encima? A menos que seas intolerante a la lactosa, tienes un buen punto, pero podríamos decir que lo estamos haciendo por el amor al arte. Además, la mayoría de las personas que tienen experiencia con comestibles de cannabis ya han probado la mantequilla cannábica, pero, ¿pan de cannabis? Eso es mucho menos común, y seguro hará de una conversación más interesante luego.

Aparte, ya hiciste click en este artículo así que parece que estamos en marcha.

Entonces, ¿cómo podemos mejorar los carbohidratos aún más?

Por qué los comestibles están buenísimos

Desde gomitas infusionadas hasta agua de Seltz con THC hasta tiras de regaliz que incluso a las personas que odian el regaliz les van a encantar, los comestibles son más populares que nunca. Pero si sos de los que prefieren echarse en el sillón y fumarse un porro, puede que no entiendas dónde está el alboroto. Después de todo, los comestibles necesitan preparación, ¿y quién quiere esperar para quedar colocado?

Estos son buenos puntos, pero los comestibles tienen sus beneficios.

Los comestibles producen un colocón inmersivo de cuerpo completo que se puede sentir completamente distinto a fumar marihuana. Algunas personas dicen que los comestibles los ponen a reír más que los porros, o que les provocan un colocón corporal placentero y acurrucador que no se puede igualar ni con un buen pipazo.

Pero también, no a todo el mundo le gusta fumar. O tienen problemas respiratorios o no quieren dejar la casa llena de olor cuando los niños pueden llegar en cualquier momento. Hay muchas razones por las cuales alguien puede preferir los comestibles antes que la fumata, y además, el cannabis no te obliga a elegir. Puedes jugar un poco a la hora de consumir, y colar algún comestible por aquí y otro por allá. Tu bong no se va a ofender.

Enjoying dinner with friends at home
¿Qué es mejor que tener buena compañía para la cena? Servirles pan de cannabis recién horneado, obviamente. (Shutterstock)

Errores típicos con los comestibles

Pasarse con los comestibles es seguramente el error más común que la gente comete, ¿y quién los culpa? Después de todo, si están infusionando papitas y chizitos hoy en día, ¿qué le vas a hacer?

Básicamente, sé consciente de la dosis y sé paciente. Muchas personas prueban un comestible nuevo y si siguen sobrios después de 45 minutos deciden tomar otra dosis, solo para que las dos entren en efecto y se conviertan en una súper dosis que no veían venir. 

A fin de cuentas, vas a estar bien si tomas una dosis muy grande, pero puede que pases un mal momento que luego te aleje de los comestibles por un tiempo. ¿Tu mejor apuesta? Tomar una dosis razonable y tomarte tu tiempo para que haga efecto.

Otro gran error es olvidarse de la descarboxilación.

¿Qué es la descarboxilación?

Cuando te fumas un porro, el calor lleva a cabo un proceso llamado descarboxilación, que es esencial si buscas quedar drogado. Con los comestibles, el proceso se debe realizar antes de que se consuma el cannabis. De lo contrario, con suerte vas a tener un rico pan – pero no vas a colocarte.

Para descarboxilar el cannabis, todo lo que debes hacer es aplicar calor. Agarra marihuana molida y hornéala por 30-45 minutos a 220-245°F (105-120°C)
Para más consejos mira nuestras instrucciones paso a paso: Cómo descarboxilar cannabis

Hacer aceite de cannabis

Como los cannabinoides como el THC son solubles en grasa, necesitan ser infusionados en una para poder ser metabolizados por el cuerpo. Es por eso que las personas suelen preparar tandas de mantequilla cannábica o aceite infusionado – una vez que tengas en la cocina, estarás siempre listo para hacer comestibles.

Casi cualquier receta para hacer pan se puede convertir en una receta de pan de marihuana, al sustituir por aceite de cannabis infusionado, y así es como puedes hacer el tuyo:

Ingredientes para el aceite de cannabis:

Instrucciones para el aceite de cannabis

Para hacer aceite de oliva infusionado, utiliza una sartén, un baño maría, o una olla de barro.

Si utilizas un sartén, calienta el aceite y el cannabis descarboxilado a la vez por una hora a fuego lento de 130-150°F (55-65°C), asegurándote de revolver frecuentemente y tener cuidado para que no se chamusque. Con un baño maría, pon agua en la sartén de abajo y pon el aceite y la marihuana descarboxilada arriba, y cocina a fuego lento a la misma temperatura que en el método de la sartén, por alrededor de una hora. El método de olla de barro también es bastante similar. Simplemente coloca la marihuana y el aceite en un frasco cerrado y cocínalo con un par de pulgadas de agua por alrededor de una hora a 130-150°F (55-65°C).

Elijas el método que elijas, después de alrededor de una hora quita el aceite del calor, espera a que se enfríe, y cuélalo a través de la estopilla y al contenedor que hayas elegido. Solo asegúrate de darle una buena apretujada a la estopilla para remover todo el aceite.

Ten en cuenta que siempre puedes hacer el aceite menos potente al utilizar menos hierba – al igual que puedes fácilmente hacer lo contrario.

Mixing the cannabis infused oil with the flour and other ingredients to make dough for the cannabis bread
Mezclando el aceite de cannabis con la harina y otros ingredientes para hacer la masa del pan de cannabis. (Shutterstock)

Hornear un pan de cannabis

Ahora que la receta del aceite está lista, es hora de hornear el pan, usando esta simple receta:

Ingredientes:

Instrucciones

  1. Mezcla el agua caliente, la levadura, el azúcar, la sal y el aceite de cannabis en un bowl grande.
  2. Añade y revuelve las dos tazas de harina y forma una pelota con la mezcla, agregando el harina de sobra luego para hacer que la masa sea suave y no pegajosa. 
  3. Coloca la masa en un bowl engrasado de tamaño mediano, cúbrelo y deja que crezca hasta que haya duplicado su tamaño.
  4. Una vez que la masa haya duplicado su tamaño, golpéala y moldeala en la forma de una pelota o de un pan. Colócala en una bandeja para hornear engrasada y deja que crezca por 15-20 minutos.
  5. Hornea a 375°F (190°C) por 30 a 40 minutos, hasta que se dore.
Shaping a loaf of cannabis infused bread before putting it into the oven.
Moldeando un pan de cannabis antes de ponerlo al horno.

Deja que el pan se enfríe y estará listo para servirse.

Cuando llega la hora de dosificar, prueba una porción pequeña tu primera vez y vé cómo respondes – dándote al menos un par de horas para dejar que haga efecto.

Si quisieras hacer un pan menos potente, también puedes considerar usar la mitad de aceite de cannabis, y usar aceite de oliva “regular” para la otra mitad, pero eso depende de tí.

Deja un comentario