Home Recetas
Receta para hacer dulces de marihuana

Receta para hacer dulces de marihuana

índice

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 1 hora
Tiempo total: 2 horas (con la descarboxilación)

Ir directo a la receta

Ya sea que los llames caramelos o dulces – lo único que importa es si tienes un antojo o no. Y si te gusta el cannabis, o necesitas una manera de dosificar tu medicina – o si solo quieres repartir comestibles individuales entre tu grupo de amigos, entonces no puedes errarle con los caramelos cannábicos.

Porqué los comestibles deberían ser un derecho universal

La vida se trata de decisiones, y lo mismo aplica con la marihuana. Pocas cosas se pueden comparar con un porro de un buen cannabis enrolado a la perfección, fumado solo o con las personas con las que más te gusta fumar, en una tarde en la que nadie te necesita para nada. Pero hay un mundo entero con los comestibles, y no es un misterio el porqué son tan populares.

Los comestibles son un proceso y una experiencia. Se toman su tiempo en hacer efecto, y la gratificación instantánea de un porro es reemplazada con un colocón demorado que viene de a tandas y tiene un efecto cálido y acogedor, dejándote con una sonrisa en el rostro que puede quedarse ahí por horas.

Además, los comestibles pueden ser una gran manera de dosificar tu cannabis, y disfrutar de la planta aún si no te gusta fumar o si buscas una opción más discreta. Y, al igual que los caramelos, los comestibles pueden ser muy sabrosos.

Cómo evitar los errores de los comestibles

Avísanos si escuchaste esto (o saltea esta sección y sigue leyendo) – una persona quiso probar una nueva tanda de comestibles, así que se mandó un caramelo, un brownie, o una gomita de THC. Pasada una hora, no se sintió drogado o el efecto era demasiado leve para su gusto. Convencido de que los comestibles eran muy tranquilos, duplicaron su dosis, y pronto se dieron cuenta de que deberían haber esperado a que la primera dosis terminase de hacer efecto.

Mientras que es cierto que no puedes tener una sobredosis de cannabis, quedar demasiado drogado con comestibles puede ser una experiencia desagradable, sobre todo si no es lo que tenías planeado para la noche. Tu mejor apuesta es ser paciente, especialmente si esta es la primera vez que pruebas cierto tipo de comestible. Esta primera vez, espera al menos una hora y media para que el comestible haga efecto antes de ajustar tu dosis. Puede necesitar algo de prueba y error, pero eso es mejor que un colocón desagradable que solo quieres que termine.

El otro error es uno muy fácil de cometer – es para aquellas personas desafortunadas que pensaron que comer comestibles significaba literalmente comer marihuana así nomás, y no pensaron en o no sabían descarboxilar.

¿Qué es la descarboxilación y porqué es importante?

Cuando fumas marihuana sucede algo muy curioso. La llama que calienta la marihuana causa un proceso químico que se llama descarboxilación.

Este proceso consta de calentar el cannabis para activar los cannabinoides en la planta. Esto incluye al THCA, que se convierte en THC, el cannabinoide mágico que te deja colocado. Este proceso es esencial cuando se hacen comestibles porque, de lo contrario, el cannabis que comas no te va a drogar.

La mejor parte: descarboxilar marihuana es bastante fácil. Todo lo que necesitas hacer es hornear algo de cannabis molido en una bandeja en el horno por 30-45 minutos a alrededor de 105-120°C (220-245°F). Finalizado el proceso, el cannabis debería tener una apariencia algo marrón, y debería haber un aroma a tostado flotando por tu cocina.Mira las instrucciones paso a paso: Cómo descarboxilar cannabis

descarboxilar

Cómo hacer mantequilla cannábica

Para muchas recetas cannábicas – especialmente aquellas que involucran hornear o preparar dulces – hacer una grasa infusionada es esencial. La mantequilla cannábica es una infusión clave para innumerables recetas de comestibles, y es lo suficientemente versátil como para ser utilizada en todo, desde hacer omelet cannábico hasta brownies y caramelos.

Hay tres métodos básicos que las personas utilizan para infusionar la manteca con cannabis:

Cada método involucra los mismos ingredientes:

El método más fácil es indiscutiblemente el de la sartén. Todo lo que debes hacer es hervir una taza de agua y una taza de manteca juntas hasta que la manteca se derrita, y luego añadir el cannabis y revolver. Deja reposar la mezcla por 2-3 horas a alrededor de 70-80°C (160-180°F), asegurándote de que no hierva. Después de 2-3 horas, deja que la mezcla se enfríe y cuela a través de la estopilla y al contenedor.

Con una olla de cocción lenta, agrega la manteca y el cannabis, cubre, y ajusta la temperatura a 70-80°C (160-180°F). Revuelve ocasionalmente durante las próximas tres horas y luego quita del calor, deja que enfríe, y cuela al contenedor de tu elección.

Con un baño maría, solo pon agua en la sartén de abajo y coloca la manteca y la marihuana en el sector de arriba y hierve a fuego lento por alrededor de una hora.

Receta de caramelos cannábicos

You really can’t go wrong with a batch of cannabis caramels
No podés equivocarte con una tanda de dulces cannábicos. (Shutterstock)

Recorrimos el internet y encontramos esta receta de caramelos caseros de tastesbetterfromscratch, la cual suena perfecta para hacer comestibles, y solo necesita cinco ingredientes. Todo lo que debes hacer es sustituir la manteca de la receta por mantequilla cannábica y estarás listo. Ten en cuenta que hacer caramelos requiere algo de cuidado y técnica, pero no es nada que un novato no pueda manejar.

Ingredientes

Instrucciones

  1. Alínea una sartén de 9×13 pulgadas con papel pergamino y ponla a un lado.
  2. Toma una cacerola de fondo grueso y agrega la manteca, el azúcar, y el jarabe de maíz, y pon a fuego medio. Revuelve hasta que hierva, unos 5-10 minutos.
  3. Esta parte puede ser engañosa – añade gradualmente la leche evaporada, usando entre 12-15 minutos por lata, revolviendo constantemente. El truco es asegurarse de que la mezcla permanezca hirviendo constantemente para que los caramelos no se cuajen.
  4. Revuelve constantemente hasta que la mezcla alcance una “etapa de bola firme” – entre 240-245 grados fahrenheit en un termómetro de caramelos, según la receta. La receta también sugiere tomar una cucharada llena de la salsa de caramelo caliente y enfriar en agua helada. Luego moldea con tus dedos y vé si se siente firme y flexible, pero igual algo pegajoso.
  5. Cuando llegue a esta etapa o a los 240-245 grados fahrenheit, quita del fuego y agrega la vainilla.
  6. Vierte los caramelos en la sartén preparada y refrigera hasta que se enfríen y endurezcan. Esto debería llevar varias horas.
  7. Quita del refrigerador y, a temperatura ambiente, corta los caramelos en piezas pequeñas. Luego puedes envolverlos individualmente con papel encerado si quieres.

La receta dice que rinde unos 80 caramelos, pero el número de unidades en realidad depende de qué tan grandes los cortes.

Making cannabis caramels
Los comestibles pueden ser una gran manera de manejar tu dosis de cannabis. (Shutterstock)

¿Cuántos caramelos de marihuana debería comer?

Cuando se trata de dosificar los comestibles hay muchas cosas a tener en cuenta. Tu tolerancia al cannabis va a jugar un gran rol en qué tan grande debe ser tu dosis, pero la potencia de esa dosis también va a depender de la fuerza y la cantidad de cannabis utilizado en la receta.

Aunque no sea una ciencia exacta, unas matemáticas básicas nos pueden dar un estimado de qué tan fuertes deben ser tus caramelos. Si usas 10 gramos de un cannabis con 15% de THC para hacer una taza de mantequilla cannábica, entonces la manteca va a tener un total de 1500 mg de THC. Si divides esto en 80 caramelos, entonces deberías tener alrededor de 18 mg de THC por caramelo. Si esa dosis es demasiado potente, entonces usar 7 gramos del mismo cannabis produciría alrededor de 13 mg de THC por dosis. También podrías usar mitad de manteca regular en la receta, y tener 9-10 mg de THC por dosis.

Por último, algunos principios son consistentes sin importar qué haya en la receta de comestibles: tu primera vez probándolos, opta por una dosis moderada y ve cómo te sientes después de alrededor de una hora y media. En el peor de los casos, podrás comer más caramelos.

Thanks for your feedback!

Sign up for bi-weekly updates, packed full of cannabis education, recipes, and tips. Your inbox will love it.