Home Fisiología
Estudiar drogado: ¿es una buena idea?

Estudiar drogado: ¿es una buena idea?

índice

Cannabis may help you study better or may completely make you lose focus - there are a lot of factors to consider (Shutterstock)

¿Puede el cannabis ayudar a tu concentración y motivarte para estudiar de forma más eficaz? Como todas las sustancias diseñadas para ayudarte, depende. El cannabis se usa para muchas cosas, desde el alivio del dolor hasta la reducción del estrés, o para ayudar a descansar bien por la noche. Para algunos entusiastas, el consumo de cannabis es un ritual diario, y el estudio es solo una cosa más que sucede mientras el cannabis está en su sistema. Para otros, el cannabis se usa intencionalmente como apoyo para el estudio que ayuda a traer más concentración, energía o creatividad.

Estudiar volado, ¿es una buena idea?

Si bien el cannabis tiene la reputación de perjudicar el enfoque y la concentración, algunos de los que lo usan para estudiar dicen que en realidad les ayuda a mantenerse enfocados y comprometidos con su trabajo. La ciencia sobre el tema pinta una imagen igualmente conflictiva:

  • Algunos estudios sugieren que el cannabis, en particular el THC, puede afectar negativamente el enfoque. Por ejemplo, un estudio del 2009 encontró que el cannabis con solo 2,5% de THC producía un deterioro significativo de la atención y la concentración, 30 minutos después de ser consumido por consumidores ocasionales de cannabis. 1 2
  • Sin embargo, también hay un poco de investigación que muestra que no hay cambios o incluso mejoras en el enfoque cuando se consume cannabis. Un estudio de 2001 sobre consumidores crónicos de cannabis no encontró diferencias significativas en el procesamiento de la atención, entre un grupo placebo y uno que acababan de consumir cannabis. Pero los consumidores de cannabis en realidad obtuvieron puntuaciones significativamente más altas en una tarea que requería atención sostenida. De manera similar, en un estudio de 1999, los investigadores encontraron que los consumidores crónicos de cannabis que acababan de consumir cannabis en realidad mejoraron en una tarea de atención dividida. 3 4

¿Puede el cannabis ayudar o perjudicar la concentración?

De hecho, algunos estudios sugieren que el cannabis puede reducir seriamente el estrés y puede mejorar los síntomas del TDAH. Aún así, se necesita más investigación para comprender completamente el impacto del cannabis en el enfoque y la concentración. 5 6

Curiosamente, las pruebas realizadas en consumidores ocasionales de cannabis parecen mostrar deficiencias, mientras que las realizadas en consumidores crónicos de cannabis tienden a no mostrar diferencias ni mejoras en el enfoque. Los investigadores han teorizado que esto puede deberse a que el consumo de cannabis a largo plazo puede reducir los niveles normales de concentración, pero luego volver a la normalidad mientras estás volado. De hecho, un estudio del 2004 encontró que los consumidores crónicos de cannabis tenían niveles reducidos de concentración sin cannabis, lo que se normalizó después de consumir nuevamente. 7

Por otro lado, este nivel menor de concentración también podría explicarse por las condiciones preexistentes de las personas que consumen cannabis con frecuencia para automedicarse. Si el cannabis les ayuda a concentrarse dada su condición, esto podría predisponerlos a convertirse en consumidores diarios de cannabis.

¿El cannabis afecta la memoria?

Otro aspecto clave del estudio es recordar lo que has aprendido. De hecho, ese es el objetivo de estudiar. El cannabis tiene la reputación de hacer olvidar a la gente, y esa reputación es bien merecida. Durante los últimos 40 años, los investigadores han seguido descubriendo que el cannabis afecta la memoria de trabajo: la capacidad de retener información, manipularla y recordarla después de un breve retraso. Si alguna vez entraste en una habitación para buscar algo y rápidamente olvidaste para qué fuiste allí, fue tu memoria de trabajo la que te decepcionó.

Algunos estudios han encontrado que el THC en el cannabis puede dañar la memoria de trabajo y extender el tiempo que le lleva completar una tarea. Aún así, el tipo de cannabis parece importar. El CBD parece no tener ningún impacto negativo en la memoria e incluso puede reducir el impacto del THC. Dado que existen diferentes niveles de THC y CBD en diferentes variedades de cannabis, algunas pueden tener un mayor impacto en la memoria que otras. 8

La dosis y la frecuencia del consumo también son importantes. Múltiples estudios han demostrado que los consumidores ocasionales sufren problemas de memoria mientras están drogados, pero los consumidores crónicos no. Afortunadamente para los usuarios ocasionales, los problemas de memoria tienden a desaparecer entre las 24 y 48 horas después del uso. 9

Las investigaciones también apuntan a la edad, la genética, y el género como factores que pueden hacer que el impacto del THC sea más pronunciado para algunos que para otros. 10 11 12

¿Puede el cannabis reducir la energía y la motivación?

Estudiar volado no es para todos, pero hay formas en las que puede funcionar para tí. (Shutterstock)

Una última preocupación para estudiar mientras estás drogado es cómo el cannabis puede afectar tus niveles de energía y motivación. El cannabis es bien conocido por causar un estado de bloqueo en el que estás tan cansado y sin motivación que ni siquiera puedes levantarte del sofá.

Aún así, las encuestas encuentran constantemente que el cannabis puede producir efectos tanto sedantes como energizantes, según el tipo de cannabis, la forma en que se consume, la dosis, y el sistema endocannabinoide único del individuo. Las encuestas han encontrado que las cepas comercializadas como índicas tienden a tener más efectos sedantes, mientras que las comercializadas como sativas tienen efectos más energizantes, aunque esto puede variar según el individuo. Sin embargo, también sabemos que clasificar el cannabis sobre la base de índica o sativa puede no desempeñar ningún papel, ya que el perfil químico puede variar mucho, independientemente de su etiquetado. 13

En lo que respecta a la motivación, algunos estudios apuntan a un vínculo estadístico entre el consumo de cannabis y la reducción de las posibilidades de graduarse de la escuela secundaria o la universidad. Sin embargo, es imposible saber si el consumo de cannabis reduce el nivel educativo o si alguna otra característica fomenta tanto el rendimiento reducido como el consumo de cannabis, como problemas de salud mental, dolor crónico o incluso una vida familiar problemática. Los estudios que analizan más directamente cómo el cannabis afecta a la motivación mientras alguien está drogado han encontrado tanto un aumento como una disminución de la motivación, y algunos no han encontrado ninguna diferencia. 14 15 16

Si estudias volado, aquí te explicamos cómo hacerlo bien

Estudiar volado, ¿es una buena idea? Depende de muchos factores. Para algunos puede ser de gran ayuda, y para otros puede causar grandes problemas. Estudiar volado no es para todos. Pero para aquellos que quieran probar estudiar drogado, hay algunas pautas que deben tener en cuenta para obtener los mejores resultados:

1. Decide si estudiar volado es adecuado para ti

Si eres un consumidor de cannabis sano y poco frecuente, incluso con una dosis baja, es probable que experimentes algunos efectos bastante evidentes en tu memoria, concentración, y atención. Si consumes cannabis a diario o tienes una afección como el TDAH, es posible que veas grandes cambios si estudias después de fumar, o incluso podrás ver mejoras. De cualquier manera, pruébelo primero en una misión de estudio de bajo riesgo, no para una prueba importante.

2.Asegúrate de conseguir el cannabis adecuado

Las cepas con un alto contenido de CBD generalmente tienen menos probabilidades de causar efectos secundarios negativos que las cepas con alto contenido de THC, pero no para todos. Prueba una variedad de productos y ve cómo te impactan antes de usar uno para estudiar. Luego, apunta a las que te hagan sentir lleno de energía, concentrado y creativo.

3. Dosifica tu cannabis con cuidado

Una dosis baja puede ayudar a mantenerte concentrado y comprometido, mientras que una dosis alta del mismo producto puede hacer que te sientas somnoliento y desenfocado. Así que comienza con dosis bajas y aumenta lenta y cuidadosamente según sea necesario. Esto generalmente significa que, con el método de inhalación, debes esperar 15 minutos (o más) después de cada pitada, lo que ayudará a marcar ese punto ideal para estudiar, en lugar de sólamente drogarse. En el caso de los comestibles, tendrás que esperar más antes de poder volver a dosificar, y el ajuste fino puede ser más difícil, especialmente porque todos metabolizamos el THC de manera diferente. Seguir con el mismo producto o marca puede ser útil mientras sintonizas tu dosis de comestibles para el estudio.

4. Sigue registrándote

Si empiezas a estudiar volado y ves que tu rendimiento se ve afectado, es posible que no sea adecuado para ti. Deja que tus resultados sean la guía y sigue consumiendo solo si realmente te beneficia. El cannabis puede ayudarte a estudiar, pero no necesariamente. Prueba, error, algo de autoconciencia, y un jornal de cannabis ayudarán en gran medida a descubrir qué funciona para ti.

Sources

  1. Crean, R. D., Crane, N. A., & Mason, B. J. (2011). An evidence based review of acute and long-term effects of cannabis use on executive cognitive functions. Journal of addiction medicine, 5(1), 1–8. https://doi.org/10.1097/ADM.0b013e31820c23fa
  2. Morrison, P., Zois, V., McKeown, D., Lee, T., Holt, D., Powell, J., . . . Murray, R. (2009). The acute effects of synthetic intravenous Δ9-tetrahydrocannabinol on psychosis, mood and cognitive functioning. Psychological Medicine, 39(10), 1607-1616. doi:10.1017/S0033291709005522
  3. Hart, C. L., van Gorp, W., Haney, M., Foltin, R. W., & Fischman, M. W. (2001). Effects of acute smoked marijuana on complex cognitive performance. Neuropsychopharmacology : official publication of the American College of Neuropsychopharmacology, 25(5), 757–765. https://doi.org/10.1016/S0893-133X(01)00273-1
  4. Haney, M., Ward, A. S., Comer, S. D., Foltin, R. W., & Fischman, M. W. (1999). Abstinence symptoms following smoked marijuana in humans. Psychopharmacology, 141(4), 395–404. https://doi.org/10.1007/s002130050849
  5. Cooper, R. E., Williams, E., Seegobin, S., Tye, C., Kuntsi, J., & Asherson, P. (2017). Cannabinoids in attention-deficit/hyperactivity disorder: A randomised-controlled trial. European neuropsychopharmacology : the journal of the European College of Neuropsychopharmacology, 27(8), 795–808. https://doi.org/10.1016/j.euroneuro.2017.05.005
  6. Cuttler, C., Spradlin, A., Nusbaum, A.T. et al. Blunted stress reactivity in chronic cannabis users. Psychopharmacology 234, 2299–2309 (2017). https://doi.org/10.1007/s00213-017-4648-z
  7. Kelleher LM, Stough C, Sergejew AA, Rolfe T. The effects of cannabis on information-processing speed. Addict Behav. 2004;29(6):1213-1219. doi:10.1016/j.addbeh.2004.03.039
  8. Crean, R. D., Crane, N. A., & Mason, B. J. (2011). An evidence based review of acute and long-term effects of cannabis use on executive cognitive functions. Journal of addiction medicine, 5(1), 1–8. https://doi.org/10.1097/ADM.0b013e31820c23fa
  9. Schoeler, T., & Bhattacharyya, S. (2013). The effect of cannabis use on memory function: an update. Substance abuse and rehabilitation, 4, 11–27. https://doi.org/10.2147/SAR.S25869
  10. Schoeler, T., & Bhattacharyya, S. (2013). The effect of cannabis use on memory function: an update. Substance abuse and rehabilitation, 4, 11–27. https://doi.org/10.2147/SAR.S25869
  11. Henquet, C., Rosa, A., Krabbendam, L. et al. An Experimental Study of Catechol-O-Methyltransferase Val158Met Moderation of Δ-9-Tetrahydrocannabinol-Induced Effects on Psychosis and Cognition. Neuropsychopharmacol 31, 2748–2757 (2006). https://doi.org/10.1038/sj.npp.1301197
  12. Farhang, B., Diaz, S., Tang, S. L., & Wagner, E. J. (2009). Sex differences in the cannabinoid regulation of energy homeostasis. Psychoneuroendocrinology, 34 Suppl 1(0 1), S237–S246. https://doi.org/10.1016/j.psyneuen.2009.04.007
  13. Michelle Sexton, Carrie Cuttler, and Laurie K. Mischley.The Journal of Alternative and Complementary Medicine.Mar 2019.326-335.http://doi.org/10.1089/acm.2018.0319
  14. NIDA. 2021, April 13. How does marijuana use affect school, work, and social life?. Retrieved from https://www.drugabuse.gov/publications/research-reports/marijuana/how-does-marijuana-use-affect-school-work-social-life on 2021, November 14
  15. Lawn, W., Freeman, T.P., Pope, R.A. et al. Acute and chronic effects of cannabinoids on effort-related decision-making and reward learning: an evaluation of the cannabis ‘amotivational’ hypotheses. Psychopharmacology 233, 3537–3552 (2016). https://doi.org/10.1007/s00213-016-4383-x
  16. Pacheco-Colón, I., Coxe, S., Musser, E. D., Duperrouzel, J. C., Ross, J. M., & Gonzalez, R. (2018). Is Cannabis Use Associated with Various Indices of Motivation among Adolescents?. Substance use & misuse, 53(7), 1158–1169. https://doi.org/10.1080/10826084.2017.1400566
Thanks for your feedback!

Sign up for bi-weekly updates, packed full of cannabis education, recipes, and tips. Your inbox will love it.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.