Subscribe Us

Home Fisiología Por qué los comestibles no funcionan para algunas personas
Ago 1, 2021 5 min de lectura

Por qué los comestibles no funcionan para algunas personas

author
por Kim Poole, BSN RN
Revisado científicamente por Codi Peterson, PharmD

Se encontraron numerosos reportes de gente a la cual los comestibles no les produce la volada que esperaban, incluso si el cannabis fumado logra pegarles. Hay varias explicaciones por la cual se da esto. 

Algunos factores incluyen variables que pueden cambiar. Esto incluye lo que comes junto a tu comestible, de la mano de interacciones con otros medicamentos recetados, e incluso cambios en tu estilo de vida.  

Otros posibles factores están fuera de tu control. Estos varían desde trastornos digestivos a la taza metabólica e incluso explicaciones genéticas como la falta de enzimas.

Cómo funcionan los comestibles

Una vez ingeridos, digeridos, y absorbidos por el sistema gastrointestinal, el THC de los comestibles entra en un proceso conocido como el metabolismo de primer paso en el hígado. Las enzimas hepáticas convierten pedazos del THC en su forma más potente, 11-hidroxi-THC, que luego circula por todo el cuerpo, interactuando directamente con nuestro sistema endocannabinoide, produciendo los efectos psicoactivos clásicos.

El proceso digestivo mismo requiere bastante tiempo. Puede ser influenciado por la salud intestinal, por otros alimentos que hayas comido, por medicamentos, e incluso por factores en tu estilo de vida como tu nivel de actividad. Los usuarios de comestibles con más experiencia son conscientes del tiempo prolongado necesario para sentirte volado, en comparación con la inhalación. ¿Pero qué pasa si la volada nunca llega?

Existen muchos reportes de gente que no experimenta psicoactividad notable al ingerir comestibles, en comparación con la inhalación. 

“Notable”, en este caso, significa una conciencia consciente de la volada, incluso si pueden haber beneficios imperceptibles simultáneos. Es posible que otras propiedades conocidas que ofrece el cannabis, tales como la antiinflamación, pueden seguir funcionando dentro del SEC incluso si no te das cuenta. Sin embargo, para aquellos que buscan una volada, esa explicación sigue siendo frustrantemente esquiva.

Variables en tu control al tomar los comestibles

Los comestibles son absorbidos con mayor eficiencia al ser ingeridos junto a un alimento alto en grasas o combinado con aceites o mantecas. (Kaleb Kroetsch/123rf)

Combinar con alimentos grasos

Algunas de las soluciones más simples se relacionan con cómo tomas tus comestibles. Los comestibles son absorbidos con mayor eficacia al ser tomados junto a alimentos altos en grasas o al ser combinados con aceites o mantecas. Los cannabinoides como el THC son sustancias amantes de la grasa (lipofílicos) y enemigos del agua (hidrofóbicos). Al administrar cannabinoides con grasas, la absorción del intestino y los efectos en general se ven potenciados. 

Actividad física y ejercicio

Los niveles de actividad física también pueden jugar un papel. Un estilo de vida más sedentario resulta en un metabolismo más lento y una motilidad intestinal lenta (piense en movimiento = motilidad). Es por esto que los doctores aconsejan a los pacientes a que salgan de la cama y caminen después de una cirugía – para mantener el tracto gastrointestinal en movimiento.

Interacciones con drogas

Las medicaciones con prescripciones pueden afectar cómo el cannabis es metabolizado al competir con las mismas enzimas del hígado. Por ejemplo, la atorvastatina, un medicamento para reducir el colesterol comúnmente recetado, puede competir por la misma enzima CYP3A4 que el cannabis necesita para el metabolismo, dejando menos enzimas disponibles para ella. Con menos enzimas disponibles para producir 11-OH-THC, el efecto del cannabis oral (de la mano de su potencial psicoactivo) puede ser reducido. Otros medicamentos recetados, tales como los anticolinérgicos, pueden enlentecer la digestión, lo cual puede afectar cómo se absorbe el comestible. 

Tolerancia

La tolerancia, o la necesidad de dosis incrementadas para adquirir el efecto deseado, puede ser otro problema. Las personas difieren en los niveles de tolerancia al cannabis, principalmente debido a la duración y la frecuencia de uso. Es plausible que alguien con alta tolerancia al cannabis inhalado no esté ingiriendo el suficiente cannabis como para crear un efecto. 

Con todo esto en cuenta, esto es lo que puedes hacer:

  • Incluir un snack graso al comer tus comestibles
  • Mantener un estilo de vida activo para promover la salud y motilidad intestinal
  • Ser consciente y evitar las posibles interacciones con drogas al distanciar los comestibles y otras medicaciones por al menos dos horas
  • Reducir la tolerancia al tomarte unas vacaciones del cannabis (tolerancia o Descanso de Tolerancia) por al menos unos días, para permitir que el sistema endocannabinoide se reinicie

Mientras que las tinturas técnicamente no son comestibles, generalmente suelen seguir el mismo camino en el cuerpo. Las tinturas se promocionan al ser absorbidas rápidamente de la mucosa oral, generalmente por debajo de la lengua. Esto significa que evitarían al hígado y al metabolismo de primer paso, resultando en una aparición rápida de los efectos. Existe evidencia limitada de la eficacia de la absorción de cannabis por la mucosa oral. Es más, lo que no logra ser absorbido por el tejido oral termina yendo por la ruta del comestible.

Variables que no puedes controlar al tomar comestibles

Los asuntos más complejos relacionados al misterio de la volada elusiva incluyen a la salud física, las variaciones genéticas e incluso a tu género. 

Desórdenes digestivos

Muchos desórdenes digestivos tales como la enfermedad de Crohn, los síndromes de malabsorción y la enfermedad hepática pueden afectar negativamente el cómo se descompone y absorbe el cannabis en el tracto gastrointestinal. Para aquellos con estas condiciones, es posible que el cannabis ingerido oralmente pueda ser eliminado del cuerpo sin siquiera llegar al sistema endocannabinoide. Los comestibles no son la ruta más efectiva de administración para aquellos con una enfermedad digestiva.

Tu estructura genética

Las variaciones genéticas (alteraciones en los genes) incluyen tanto la tasa individual del metabolismo como las enzimas involucradas necesarias para convertir el THC en 11-hydroxy-THC.

Según el Dr. Staci Gruber, director de las investigaciones de marihuana para descubrimientos neurocientíficos en el Hospital McLean, “Recién ahora estamos comenzando a comprender el sistema cannabinoide… y ya está claro que no se trata solo de qué y cuánto estás usando, se trata de cómo estás conectado «.

Algunas personas son metabolizadores rápidos por naturaleza. Esto significa que el cannabis se rompe rápidamente y se elimina del cuerpo – usualmente antes de llegar a los niveles suficientes como para alcanzar la volada.

Otras variaciones genéticas comprenden enzimas faltantes o enzimas dominantes (específicamente CYP3A4 o CYP2C9), resultando en un metabolismo alterado del THC o menos del metabolito más potente, 11-hidroxi-THC.

La diferencia entre los sexos

(Josep Suria/123rf)

Un artículo en “Journal of Analytical Toxicology” describe un estudio en el cual 17 sujetos, 8 siendo mujeres, consumieron brownies de THC. Con la excepción de los brownies placebo, las muestras de sangre de THC y 11-hydroxy-THC alcanzaron su punto máximo más alto en mujeres más que en hombres, debido en parte al índice de masa corporal general y al peso corporal más bajo de la mujer. 

Interesantemente, habían dos mujeres a las cuales no se les detectó niveles de THC o 11-hydroxy-THC en sangre – con dosis bajas de brownies. El estudio no medía la subjetividad, o los niveles percibidos de psicoactividad.

Otra investigación abordó varias diferencias en el sexo, pero este estudio generó más preguntas sobre el metabolismo del cannabis que solo futuras investigaciones con tamaños de muestra mayores podrán responder. De hecho, los autores sugieren que estudios futuros reclutando hombres y mujeres con características similares, tales como edad y peso corporal, van a ayudar determinar qué otros mecanismos pueden contribuir a la diferencia de género.

Hasta que tengamos investigaciones futuras, alguna gente tendrá que recurrir a otras vías de administración. Probar cambiar las variables que pueden estar interfiriendo con los efectos puede ser la respuesta para los poco afortunados. Para otros, sólo las investigaciones futuras podrán revelar las pistas acerca de por qué los comestibles no funcionan para ellos.

Deja un comentario