Subscribe Us

Home Investigación Según un estudio, más THC no significa que te pongas más drogado
Jun 16, 2020 3 min de lectura

Según un estudio, más THC no significa que te pongas más drogado

author
por Ben Hartman
Homem fuma cannabis com bong de vidro.

Los concentrados de cannabis con alto contenido de THC aumentan los niveles de THC en la sangre más que fumar la flor de cannabis, pero no producen necesariamente un “subidón“ más fuerte, según un nuevo estudio.

El estudio descubrió que el uso de concentrados produjo niveles significativamente más altos de THC en el plasma sanguíneo, aunque los participantes que consumieron flor de cannabis y los que consumieron concentrados de cannabis “mostraron patrones neuroconductuales similares tras el consumo agudo de cannabis“. Una serie de medidas de deterioro a corto plazo no cambió con la potencia del cannabis consumido.

Los investigadores conjeturan que esto puede deberse a que los consumidores de concentrados tienen una mayor tolerancia a los efectos del THC, o a que “los receptores cannabinoides pueden saturarse de THC“ cuando se consumen en niveles más altos. 

En el estudio, publicado en JAMA Psychiatry, se encuestó a 121 consumidores de flores y concentrados de cannabis a los que se les indicó aleatoriamente que compraran y consumieran productos con más y menos THC. 

En el estudio participaron 55 consumidores de flores y 66 de concentrados de entre 21 y 70 años, que habían consumido cannabis cuatro veces en el último mes, que no consumían tabaco a diario y que habían consumido anteriormente concentrados sin reacciones adversas, entre otros criterios. 

Compre 3 gramos y vuelva en 5 días

A los sujetos de la prueba de flores se les indicó que compraran 3 gramos de una cepa con un 16% de THC o una cepa con un 24% de THC, mientras que a los participantes de concentrado se les asignó al azar la compra de 1 gramo de concentrado con un 70% o un 90% de THC. 

La normativa federal de Estados Unidos prohíbe a los investigadores proporcionar a los sujetos de la investigación cualquier tipo de cannabis que no sea producido por una única granja de la Universidad de Mississippi, que muchos investigadores han criticado por ser “basura, poco adecuada para los ensayos clínicos“, con niveles de THC muy inferiores a los que se pueden conseguir fácilmente en el mercado legal -e ilegal- del cannabis. Algunos investigadores han optado por eludir esa norma indicando a los participantes que compren su propio cannabis en dispensarios legales.

Entre la evaluación de referencia y la sesión experimental, los participantes dispusieron de un periodo de cinco días para “familiarizarse con su cannabis de estudio“. El día del experimento, los participantes consumieron el cannabis en su casa con su método de consumo preferido, y luego fueron evaluados en un laboratorio móvil enviado para comprobar su intoxicación a corto plazo.

La relación entre la potencia y el deterioro

El estudio pretendía responder a tres preguntas principales: cómo se asocia el consumo a corto plazo de flores y concentrados de cannabis con los niveles plasmáticos de THC, la intoxicación subjetiva y el estado de ánimo, el rendimiento cognitivo y el equilibrio, si estas asociaciones difieren entre los consumidores de flores y concentrados, y si estas asociaciones difieren en relación con la potencia del THC.

La intoxicación por cannabis se midió utilizando la escala de efectos de la marihuana del Inventario del Centro de Investigación de Adicciones de 12 ítems, así como según una escala de intoxicación por cannabis de tres ítems que calificaba tres sensaciones: drogado mentalmente, drogado físicamente y sensación de subidón. También se les pidió que completaran cuatro tareas cognitivas, incluyendo tres tareas separadas relacionadas con la memoria y una prueba de “equilibrio silencioso de pie“.

Los consumidores de concentrados “informaron de un consumo actual más frecuente de concentrados y mostraron mayores niveles de THC y metabolitos en sangre en la línea de base“. Sin embargo, “a pesar de esta mayor exposición al THC, los consumidores de concentrados no mostraron un mayor deterioro subjetivo, cognitivo o de equilibrio a corto plazo“, según los investigadores.

Los investigadores del presente estudio dijeron que parte de su motivación era evaluar los posibles efectos negativos del THC en el cerebro, y que “la literatura existente está limitada por el uso de productos con bajo contenido de THC y enfoques de administración de drogas que no reflejan el consumo de cannabis en el mercado legal“. 

También dijeron que la exposición “más alta“ al THC en los consumidores de concentrados es motivo de preocupación por las “implicaciones clínicas y neuroconductuales a largo plazo del consumo de concentrados.“

Artículo traducido por Paralelo.info

Deja un comentario