Subscribe Us

Home Investigación ¿Puede el CBD ayudarte a dejar de fumar?
Nov 13, 2019 Ene 14, 2021 4 min de lectura

¿Puede el CBD ayudarte a dejar de fumar?

author
por Philip Ghezelbash
Revisado médicamente por Lauren Vrabel, PharmD

El CBD se ha ganado una reputación por sus efectos terapéuticos en los últimos años. Un nuevo uso para él que se está estudiando es si el CBD podría ayudar a dejar de fumar.

Usar un producto de cannabis para dejar de fumar es poco ortodoxo, como mínimo, especialmente considerando cuán popular es fumar cannabis y tabaco juntos.

Aunque la evidencia no es nada sólida, investigaciones recientes han señalado varios beneficios terapéuticos potenciales del consumo de CBD que podrían ayudar a los fumadores a dejar de fumar más fácilmente.

El CBD, o cannabidiol, es uno de los dos principales cannabinoides activos que se encuentran en la marihuana. A diferencia del tetrahidrocannabinol (THC), el otro cannabinoide primario que se encuentra en el cannabis, el CBD no induce ningún efecto psicotrópico. De ahí su popularidad para el tratamiento de afecciones médicas.

Los resultados preliminares de un estudio realizado en el 2013 mostraron una correlación positiva significativa entre el tratamiento con CBD y el abandono del tabaco.

Los investigadores invitaron a 24 participantes que eran fumadores habituales y que también estaban motivados para dejar de fumar. Se les administró un tratamiento de CBD o un placebo a través de un inhalador durante una semana. Además, se les permitió usar el inhalador siempre que sintieran el impulso de fumar.

Los resultados del estudio mostraron que, después de una semana, el grupo tratado con CBD experimentó una reducción del 40% en el total de cigarrillos fumados. Por otro lado, los participantes a los que se les administró el tratamiento con placebo no fumaron menos cigarrillos. Impresionantemente, esta reducción demostró cierta longevidad cuando los investigadores dieron seguimiento a los participantes del estudio.

Si bien este estudio involucró una pequeña muestra, los resultados son prometedores para el posible uso futuro del CBD como una ayuda para dejar de fumar. Aún así, se requerirán estudios durante un período de tiempo más largo y con tamaños de muestra más grandes para confirmar la validez de estos resultados.

El CBD reduce el placer del cigarrillo

Otro estudio, este del 2018, también analizó el potencial del CBD como ayuda para dejar de fumar. Incluyó a 30 fumadores con adicción al cigarrillo que no buscaban activamente dejar de fumar. El estudio cruzado doble ciego consistió en administrar 800 mg de CBD o un placebo a los participantes.

Luego midió sus síntomas de abstinencia y ansiedad después de 12 horas de abstinencia de fumar. Los investigadores mostraron a los participantes imágenes visuales del tabaco en un intento de provocar el deseo de fumar.

Los resultados del estudio mostraron que el grupo tratado con CBD tenía una presión sanguínea reducida. También se encontró que el CBD reducía el nivel de placer que los participantes experimentaron después de ver las imágenes de tabaco. Cabe aclarar que éstas son un desencadenante conocido que inicia el hábito de fumar.

Aunque los investigadores concluyeron que el deseo de fumar no se veía afectado por el CBD, el tratamiento sí parecía reducir el nivel de placer relacionado con los cigarrillos. Esto podría ayudar a los fumadores a reducir la cantidad de tabaco que fuman.

¿Cómo disminuye el CBD el antojo de tabaco?

Una posible razón por la que el CBD disminuye el placer relacionado con los cigarrillos es a través de sus acciones sobre los receptores de serotonina.

El CBD ha demostrado la capacidad de aumentar los niveles de serotonina. Dicha neurohormona está estrechamente relacionada con el estado de ánimo y las vías neuronales de recompensa. Se ha descubierto que la administración de CBD aumenta inmediatamente los niveles de serotonina y otros neurotransmisores. Se cree que este aumento de la serotonina ocurre a través de la activación del receptor de serotonina ‘5-HT1A’ por parte del CBD.

Otras investigaciones han demostrado que los antidepresivos, que aumentan la serotonina, también están relacionados con el abandono del tabaco.El aumento de la regulación de los receptores AMPA GluA1 en el área del cerebro conocida como el núcleo accumbens también puede contribuir al potencial de CBD para dejar de fumar.

El núcleo accumbens está relacionado con el comportamiento adictivo. Una teoría postula que el CBD podría aumentar la actividad de los receptores AMPA GluA1, que están involucrados en la plasticidad sináptica. La plasticidad sináptica es la capacidad del cerebro para cambiar sus redes neuronales y la manera en que maneja las situaciones de estrés.

Así que al aumentar la plasticidad sináptica en un área del cerebro relacionada con la adicción, el CBD podría potencialmente mejorar los síntomas de la conducta adictiva.

Ilustración de las transmisiones sinápticas en el sistema nervioso humano.

El potencial del CBD para reducir el estrés y la ansiedad también puede desempeñar un papel fundamental en la reducción de algunos de los efectos psicológicos negativos de la abstinencia del tabaco. Un estudio encontró que el tratamiento con CBD produjo efectos similares a los de los antidepresivos, a la par de los efectos de algunos medicamentos antidepresivos prescritos. Otras investigaciones han confirmado la eficacia del CBD para reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.

El CBD y la drogadicción

El potencial del CBD para el tratamiento contra la adicción no se limita al tabaco. De acuerdo con las investigaciones, el consumo de CBD podría incluso potencialmente ayudar a enfrentar la adicción a la heroína.

Un estudio del 2009 investigó los efectos del CBD en el consumo de heroína y el comportamiento de búsqueda de drogas en las ratas. Aunque el estudio no encontró que el CBD redujera los niveles de consumo de heroína, sí demostró que era capaz de reducir el efecto del comportamiento de búsqueda de heroína cuando ese comportamiento se iniciaba en los animales a través de un estímulo condicionado.

La reducción del CBD de este comportamiento de búsqueda de heroína inducida se vio en niveles significativos hasta 2 semanas después del tratamiento.

Mientras que esta reducción en la conducta de búsqueda de heroína no se redujo en las ratas que actualmente usan heroína, la reducción de la conducta ocurrió junto con cambios neurobiológicos. Estos incluyen cambios en el receptor de cannabinoides tipo 1 y en el receptor glutámico AMPA GLUR1.

Dichos cambios indican que el CBD puede desempeñar un papel en la reducción del comportamiento adictivo a través de su capacidad para alterar los receptores en el cerebro.

Mientras que la investigación sobre los efectos del CBD en la adicción al tabaco muestra potencial, la investigación está lejos de ser concluyente. Los estudios actuales indican que el CBD puede tener efectos positivos en algunos aspectos de la adicción al tabaco, pero desafortunadamente, la investigación actual no apoya la afirmación de que el CBD “cura” la adicción al tabaco.

No hace falta decir que dejar de fumar por parte de los individuos y la sociedad es un objetivo que merece la pena. Ciertamente se necesita más investigación.

Traducción cortesía del El Planteo.

Deja un comentario