Subscribe Us

Home Productos Cómo leer un certificado de análisis (CdA) para el cannabis
Dic 11, 2019 6 min de lectura

Cómo leer un certificado de análisis (CdA) para el cannabis

author
por Janelle Lassalle
Revisado médicamente por Dr. Judy Booth

Determinar la cepa de cannabis ideal puede ser algo difícil, por lo que los Certificados de Análisis son muy importantes. Un certificado de análisis (CdA) es un documento proporcionado por un tercero (generalmente por un laboratorio) que analiza algunos de los varios compuestos que se encuentran en el cannabis. Esto puede incluir el detallado de los cannabinoides dentro de la cepa y el perfil de terpenos de la misma, así como el testeo de algunos factores cruciales como los residuos de pesticidas o de metales pesados. También puedes encontrar otra información dentro del CdA como los datos del fabricante, los métodos de testeo utilizados sobre dicha cepa e información acerca del lote específico.

A pesar de que no todos los fabricantes tengan como requisito proveer CdAs, en muchos casos es posible que los encuentres disponibles en internet. Probablemente tu proveedor local te guíe en esta dirección. Algunos productos incluso tienen códigos QR escaneables que te dirigen directamente al CdA. Puedes conseguir CdAs para una amplia variedad de productos cannábicos, ya sean flores, tinturas e incluso comestibles.

Transparencia e imparcialidad 

La función clave de los CdA es asegurar que el contenido del producto esté acorde con lo que fue promocionado, en particular con lo que respecta a su potencia y seguridad. Por lo tanto, el primer elemento a considerar cuando leemos un CdA es quién condujo dicho análisis. Podemos hallar esta información fácilmente al comienzo de la primera página.

Siempre debes asegurarte de que la compañía que realizó el testeo no sea el fabricante original del producto, ya que esta es la mejor forma de asegurar imparcialidad e independencia. 

Entendiendo la potencia

Uno puede determinar la potencia del producto al evaluar las concentraciones de cannabinoides presentes en el mismo.

La mayoría de los CdAs listan los cannabinoides en una columna a la izquierda. Esta columna puede estar etiquetada como “ID” (identificación), “analyte” (analito) o incluso solo nombrar los cannabinoides en sí. Ambos cannabinoides “mayores” (THC y CBD), al igual que los cannabinoides “menores”, como lo es el THCA, se encontrarán allí. 

A la derecha de esta columna podrás encontrar los resultados de la potencia. La potencia se determina mediante la rigurosa medida de concentraciones de los cannabinoides presentes en términos de porcentaje total según peso (masa). Esto también puede ser expresado como concentración en miligramos (mg) y pueden estar en listados bajo el título de “Conc” (abreviación de concentración). 

Una observación rápida acerca de los niveles de THC y CBD reportados. La mayoría de los laboratorios no calientan las muestras de cannabis antes de analizarlas, por lo que el THCA no ha sido convertido aún en THC, proceso conocido como descarboxilación. Usualmente, los laboratorios sólo predecirían los niveles de THC que habría en el producto final, completamente descarboxilado. En el ejemplo que se encuentra debajo podemos apreciar cómo el laboratorio multiplicó los niveles de THCA por un factor de conversión que simulará el proceso de descarboxilación, prediciendo así como serían los niveles de THC, a pesar de que todavía se encuentran en su mayoría como THCA.

Terminología 

Puede ser que te encuentres con algunos términos bastante específicos en un CdA. Estos incluyen: 

BLQ

Abreviación del inglés para “debajo del nivel de cuantificación” (“below level of quantification”). Este término se utiliza para denotar concentraciones tan pequeñas que no logran pasar los umbrales calificativos para el contenido cannabinoide. 

LOQ

Abreviación del inglés para “límite de cuantificación” (“limit of quantification”), esto hace referencia a la concentración mínima que puede ser cuantificada de forma adecuada.

LOD 

Del inglés “límite de detección” (“limit of detection”), este término nos dice cuál es la cantidad mínima de cannabinoide(s) que puede ser detectada por el instrumento. 

Pérdida por secado 

Muchos CdAs aportan información acerca del contenido de agua que presenta la cepa en cuestión. Esto puede ser expresado como “método de humedad”, “contenido de humedad” o “pérdida por secado”. Este término hace referencia al contenido de agua en porcentaje que estará presente en el producto final.

Terminología para el análisis de contaminantes

Aquí se analizará la presencia de posibles contaminantes. Entre los más comunes para los que debemos prestar especial atención se incluyen:

Microbios Contaminantes 

Generalmente se pueden encontrar bacterias, mohos e incluso levaduras (hongos). Se determinan límites contaminantes para dichos microbios ej.: (límite: <500.000 UFC/g). La mayoría de laboratorios exponen dichos resultados como “aprobado”, “fracasado” o “ausente”.

Aflatoxinas

Las aflatoxinas son un tipo de toxina micótica producida por una cierta variedad de hongos. Estas toxinas pueden ser muy peligrosas, e incluso podrían ser potentes carcinógenos, por lo que debes asegurarte siempre de que tu cannabis no contenga aflatoxinas.

La búsqueda de aflatoxinas es obligatorio en Canadá bajo la ley canadiense. Mientras que en los Estados Unidos esto dependerá del estado en el que te encuentres – en algunos es obligatoria la búsqueda de dichas toxinas mientras que en otros no.

Metales pesados

Algunos CdAs también buscan la presencia de metales pesados ya que el cannabis puede ser un bioacumulador. Entre estos metales podemos encontrar al mercurio, arsénico, cadmio y plomo. Cualquier cantidad de dichos metales presentes en el cannabis serán listadas aquí.

Pesticidas

Los CdAs generalmente suelen buscar una variedad de pesticidas o productos conocidos como reguladores del crecimiento de la planta, que son comúnmente utilizados en el cannabis. 

Pantalla de disolvente residual

En algunos CdAs te puedes encontrar con este término. Dicho término busca la presencia de disolventes que hayan podido quedar en el cannabis posterior al proceso de extracción. Los disolventes más comúnmente utilizados son el butano, etanol y hexano. Esto es importante para los extractos, como aceites y líquidos para vaporizar, pero no lo es para las flores secas.

Qué buscar en el análisis de los contaminantes

Existen límites establecidos para cada tipo de contaminante. Por ejemplo, para los metales pesados algunos CdAs establecen como límite 1,5 PPM (partes por millón). Otros puede ser que lo hagan como PPB (partes por billón). Esto tendrá una sección correspondiente en la que se establecerá si el producto aprueba/reprueba según los resultados obtenidos, en comparación con el límite establecido.

Debes siempre asegurarte de que tu cannabis haya aprobado todos los testeos que busquen contaminantes. Idealmente quieres que tu producto diga “ND” (no detectable) en la sección de metales pesados. Se utilizan tres clases para clasificar los niveles de peligro asociados a los solventes. Puedes aprender más acerca de qué buscar en el solvente aquí.

Examinar los niveles de microbios contaminantes puede ser un poco más difícil. Algunos países, como Canadá, requieren que sus productores licenciados establezcan límites seguros de microbios y que sus productos se encuentren por debajo de los mismos. En los Estados Unidos, estos límites dependen del estado en el que te encuentres. Puedes encontrar más información acerca de los límites de microbios en los EEUU en esta guía producida por el Instituto de Seguridad Cannábica.   

Ejemplos de CdA

“East Fork Cultivars” es una granja orgánica de CBD localizada en Oregon, EEUU. Para cada uno de sus lotes de cepas que lanzan al mercado, ellos proveen CdAs detallados

Aquí puedes encontrar un reporte del lote de la cepa rica en CBD “Ringo ‘s Gift”. La información acerca del laboratorio, número de lote y fecha de realizado el análisis, puede ser encontrada fácilmente en lo más alto del reporte. Luego, el CdA se adentra en la sección correspondiente con la potencia del producto. En este ejemplo se analizan once analitos cannabinoides, con sus respectivas concentraciones en porcentaje a la derecha. La siguiente sección es la de “seguridad”, en donde afirman que las concentraciones de pesticidas se encuentran dentro de los límites preestablecidos. Inmediatamente después se puede apreciar un detallado análisis del perfil de terpenos y un análisis más a fondo de los

   CdA para la cepa “Ringo’s Gift” (Lightscale labs)

La productora canadiense Aurora también provee a sus clientes de CdA para sus distintas variedades de cannabis. Aquí puedes encontrar un CdA de esta compañía, de su variedad Blue Dream, también denominada “Ambition”.

Al igual que el CdA de “East Fork Cultivars”, este CdA también comienza listando los datos más importantes acerca del productor y el laboratorio. Luego se encuentra la potencia general de los cannabinoides presentes en dicha cepa (“equivalentes al THC totales”; “equivalentes al CBD totales”), expresada en porcentaje según peso. En seguida el reporte se adentra en el análisis de los cannabinoides menores, antes de detallar el perfil de terpenos de la cepa. A este le sigue un análisis riguroso de los contaminantes. 

CdA para la variedad “Ambition” – Blue Dream. (Anandia)

El CdA puede ser una herramienta valiosa para asegurarte de que tu producto se encuentre dentro de los estándares esperados. Sin embargo, deben ser examinados con cautela, ya que los requerimientos para dichos CdA varían según la jurisdicción en la que te encuentres y el tipo de producto en sí. Es importante tener en cuenta que los CdA no se encargan de reportar todos los componentes del producto. Por lo que debes comenzar despacio, ir lento, y confiar en tu propia reacción cada vez que pruebes un producto nuevo.

Deja un comentario