Subscribe Us

Home Planta ¿Qué es el CBG?
Ene 21, 2021 11 min de lectura

¿Qué es el CBG?

author
por Matan Weil
Revisado médicamente por Codi Peterson, PharmD

El CBG (cannabigerol) es uno de los cannabinoides más importantes de la planta de cannabis. A menudo se le llama “la madre de todos los cannabinoides”, y tiene el potencial como tratamiento para afecciones como la diabetes, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la enfermedad de Huntington, aunque los estudios en humanos son muy escasos. Además de sus posibles aplicaciones médicas, al igual que el CBD, el CBG no se considera intoxicante.

Muchos de los efectos más populares y conocidos del THC y el CBD se derivan de su interacción con el sistema endocannabinoide. El CBG, sin embargo, funciona principalmente a través de otros mecanismos, lo que explica que tenga efectos tan diferentes. Actualmente se está investigando como tratamiento para una larga lista de afecciones, como la demencia, el TEPT, el TDAH, la enfermedad de Huntington, la ELA, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple, la diabetes, la colitis y, por supuesto, el dolor.

Pero es importante señalar que cuando se trata del CBG la palabra “potencial” es esencial. La mayoría de las pruebas que los científicos han encontrado sobre la eficacia del CBG se basan en modelos animales, por lo que es demasiado pronto para decir si son relevantes para los humanos. Y a diferencia del THC y el CBD, prácticamente no hay información científica sobre la seguridad o la dosificación de los productos con CBG.

Aislado por primera vez por Raphael Mechulam y Yehiel Gaoni en 1964, el CBG se conoce a menudo como “la madre de todos los cannabinoides”, sugiriendo que es superior a otros cannabinoides.

Una de las razones por las que los comercializadores suelen referirse al CBG como “la madre de todos los cannabinoides” es para hacer creer que es el responsable de los beneficios de los otros cannabinoides, pero en este momento hay poca ciencia que sugiera eso.

Lo que la “madre de todos los cannabinoides” realmente significa es que el CBGA es producido primero por la planta, y luego es convertido en otros ácidos cannabinoides. Así que, en realidad, el CBGA es responsable de la creación del THCA, el CBDA y el CBCA porque la planta necesita el CBGA para producirlos. Esto es importante para los científicos que investigan la planta, pero no significa que sea superior terapéuticamente.

De hecho, el CBG suele aparecer en concentraciones mucho más bajas que otros cannabinoides como el THC y el CBD, normalmente en torno al 0-1% en una flor de cannabis. Sin embargo, con el bombo y platillo que rodea al CBG en los últimos años, los criadores han estado desarrollando variedades con predominio de CBG, y las empresas están produciendo una multitud de productos como aceites y flores de CBG.

Es importante señalar que la investigación sobre la seguridad de los productos con predominio de CBG es notablemente escasa. Es posible que gran parte de la exageración sobre el CBG sea el resultado de una laguna normativa que hace que los productos derivados del cáñamo sean accesibles y legales. El CBD ha tenido un gran éxito en el mercado del bienestar, y aunque el CBG se propone a menudo como su heredero, todavía no hay mucho que hacer desde una perspectiva científica.

CBG vs CBD

Una científica trabajando con extractos de cannabis (Kristijan Aranjos/ 123rf)

¿Qué es mejor, el CBG o el CBD? La respuesta depende de lo que se quiera conseguir. El CBG se une a diferentes receptores que pueden producir una variedad de efectos en el cuerpo. Para algunas condiciones, como la hipertensión, el CBG muestra beneficios potenciales que el CBD no tiene. En otros casos, como el control de las convulsiones, el CBD es útil mientras que el CBG no lo es. Y para otros síntomas, como la inflamación y el dolor, tanto el CBD como el CBG actúan sobre los mismos objetivos y pueden tener efectos similares. Realmente depende de lo que se quiera conseguir.

Sin embargo, a diferencia del CBD, la investigación sobre la seguridad y eficacia del CBG es prácticamente inexistente. Los productos de CBD se venden a menudo como suplementos dietéticos debido a una laguna regulatoria, pero el CBD -aunque está lejos de ser plenamente conocido- ha sido estudiado en profundidad por su seguridad y eficacia en una variedad de síntomas y condiciones. Los productos de CBG son accesibles a través de la misma laguna regulatoria, pero no hay suficiente investigación para evaluar la seguridad y la eficacia de los productos dominantes de CBG, especialmente cuando se trata de interacciones con medicamentos.

¿Cómo funciona el CBG?

A diferencia del THC, que interactúa principalmente con los receptores del sistema endocannabinoide, el CBG produce la mayoría de sus efectos uniéndose a otras familias de receptores como los TRP y los PPAR. Esto es importante porque es una de las razones por las que el CBG puede producir efectos tan diferentes a los del THC.

Algunos de los receptores con los que interactúa el CBG son interesantes para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas y metabólicas, pero otros podrían provocar interacciones con medicamentos que tratan enfermedades como la depresión. La investigación sobre el funcionamiento del CBG aún está en curso y es bastante compleja, pero compartimos aquí una revisión simplificada de lo que la ciencia sabe.

CBG y los PPAR

Los PPAR (abreviatura de receptores activados por el proliferador de peroxisomas) son un grupo de receptores con tres tipos principales: PPAR alfa, gamma y delta. El PPAR-gama desempeña un papel crucial en el funcionamiento del sistema nervioso y también está implicado en los mecanismos de enfermedades como la diabetes y la obesidad. De hecho, las empresas farmacéuticas han producido medicamentos diseñados para tratar la diabetes (tipo II) que actúan sobre este receptor, pero los fármacos se han asociado con graves efectos secundarios.

Se sugiere que el CBG es un agonista (activador) del PPAR-gamma, lo que puede explicar su papel potencial en el tratamiento de trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple, y su potencial para tratar enfermedades metabólicas como la diabetes y el colesterol alto.

CBG y el adrenoceptor alfa-2

El CBG es un potente agonista (activador) del alfa-2-adrenoceptor, lo que significa que podría tener utilidad como antihipertensivo, sedante y analgésico. También podría desempeñar un papel potencial en la mejora del funcionamiento del córtex prefrontal, lo que es relevante para enfermedades como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), los trastornos por tics, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y la demencia. Aunque todo esto es emocionante, es importante señalar que los conocimientos de los investigadores sobre este mecanismo son todavía muy limitados y que el CBG no ha sido probado formalmente para ninguna de estas enfermedades.

Toda la investigación existente sobre el CBG es preliminar y se basa exclusivamente en modelos animales o en estudios de laboratorio realizados en tubos de ensayo. Los científicos aún no tienen claro cómo interactúa exactamente el CBG con los tres tipos diferentes de adrenoceptores alfa-2, conocidos como subtipos. En consecuencia, la eficacia del CBG para estas afecciones sigue siendo desconocida. Además, no se sabe si el CBG produce efectos adversos relacionados con los receptores alfa-2, como cambios en la presión arterial, sedación o interacciones con otros medicamentos cardiovasculares.

Cómo funciona el CBG con los receptores TRP

Los TRP (Transient Receptor Potential) son una familia amplia y diversa de receptores que suelen participar en la detección y sensación de cambios de temperatura. Los TRP pueden interactuar con fitocannabinoides como el THC y el CBD, y otras sustancias químicas vegetales como la capsaicina y el mentol. La importancia de estos receptores todavía se está estudiando, pero el CBG puede activar algunos de ellos en diversos grados (TRPV1, 2, 3 y 4 y TRPA1) y bloquear otros (TRPM8). Algunas de las actividades son similares a la forma en que el CBD interactúa con estos receptores, y pueden explicar cómo el CBG podría ayudar con el dolor crónico, la inflamación y la salud de la piel.

Sinapsis del cerebro comunicando (Shutterstock)

La interacción del CBG con la serotonina

Es posible que haya oído hablar de la serotonina, un importante neurotransmisor que interviene en la regulación de funciones como el estado de ánimo, la felicidad, el sueño y el hambre. La serotonina es especialmente conocida por el papel que desempeña en trastornos como la depresión y el grupo de medicamentos ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) que influyen en ella. Uno de los muchos receptores a los que se une la serotonina es el 5-HT1a, con el que también interactúan muchos endocannabinoides y fitocannabinoides como el CBD y el CBG.

El CBG es un potente antagonista (bloqueador) del 5-HT1a, lo que significa que podría alterar fácilmente los efectos de otros medicamentos psiquiátricos. Sin embargo, la forma en que el CBG influye en la serotonina no se ha estudiado adecuadamente. Algunos investigadores temen las posibles consecuencias peligrosas de que los productos con alto contenido de CBG estén a disposición del público antes de que se conozcan mejor sus interacciones y efectos con los medicamentos.

Cómo actúa el CBG sobre los receptores cannabinoides

El CBG puede unirse a los dos principales receptores cannabinoides (CB1 y CB2), pero esta interacción parece ser algo débil y producir efectos farmacológicos complejos. GPR-55, un receptor que cada vez más se denomina “receptor CB3 potencial”, pero actualmente no se conoce la actividad del CBG sobre ese receptor.

Los beneficios de CBG

El CBG presenta un rico perfil farmacológico que podría tener muchos beneficios para afecciones neurodegenerativas como la enfermedad de Huntington, la ELA, la enfermedad de Parkinson y la Esclerosis múltiple. También podría ser muy beneficioso en condiciones inflamatorias como la colitis, y también para condiciones metabólicas como la diabetes y la obesidad. Una vez más, es muy importante tener en cuenta que la investigación sobre el CBG está todavía en sus inicios y es muy limitada. Las pruebas científicas de su eficacia y seguridad en humanos son prácticamente inexistentes.La mejor manera de utilizar la siguiente información es cuando se trata de encontrar la cepa adecuada para usted. Si el CBG muestra potencial para la condición que estás tratando, puede tener sentido dar prioridad a los productos de cannabis con algo de CBG. Sin embargo, a menos que lo prescriba un profesional de la salud especializado en la terapia con cannabis, deberías evitar el uso de productos con CBG dominante, como el aceite de CBG, para evitar posibles contraindicaciones e interacciones con otros medicamentos.

El CBG podría tener beneficios para luchar contra enfermedades neurodegenerativas. (Cathy Yeulet/ 123rf)

El potencial del CBG como neuroprotector

El CBG se está estudiando actualmente como posible tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Huntington, la ELA, la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple. Los científicos creen que las propiedades neuroprotectoras del CBG (pero también del CBD) están mediadas principalmente por su interacción con el receptor PPARγ (que técnicamente no forma parte del sistema endocannabinoide).

  • CBG y la enfermedad de Huntington: La investigación sobre el CBG como tratamiento de la enfermedad de Huntington muestra que podría ser beneficioso para prevenir la muerte de las neuronas estriatales (uno de los principales síntomas de la enfermedad de Huntington), reducir la inflamación y mejorar la actividad motora. Algunos estudios son más prometedores que otros y, lo que es más importante, los estudios se realizaron en cultivos celulares o en modelos animales y aún no se han examinado en seres humanos.
  • CBG y ELA: En un estudio de 2018, un derivado del CBG (llamado VCE-003.2) fue capaz de mejorar los síntomas neuropatológicos, y retrasar la progresión de la ELA en ratones. La aplicabilidad en humanos aún no está clara, pero se cree que los efectos de PPAR-gamma y antioxidantes son los responsables.
  • CBG y enfermedad de Parkinson: Usando el mismo derivado de CBG, los autores de otro estudio de 2018 fueron capaces de reducir tres tipos de inflamación asociados con la enfermedad de Parkinson en ratones. De nuevo, este estudio se realizó en ratones y no está claro si esto se traslada a los humanos.
  • CBG y EM (esclerosis múltiple): Un estudio de 2012 que analizó el potencial de un derivado del CBG en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple concluyó que podría tratar la inflamación relacionada con la Esclerosis múltiple en el sistema nervioso central y ayudar a restablecer el deterioro de la función motora. Una vez más, se cree que el CBG lo hace reduciendo la inflamación y previniendo el daño celular como antioxidante, pero por ahora solo sabemos que es eficaz en ratones.

El CBG podría ayudar en las enfermedades gastrointestinales

  • CBG y colitis: Un estudio de 2013 sobre el CBG para las enfermedades inflamatorias del intestino concluyó que “el CBG puede representar una nueva oportunidad terapéutica en la EII.” Los investigadores sugirieron que el CBG podría ser eficaz para prevenir y tratar la colitis. Un estudio de 2020 examinó la eficacia del CBG frente al CBD para el tratamiento de la colitis en ratones, descubriendo que el CBG era eficaz pero el CBD no. A continuación, los científicos compararon el CBG y el aceite de pescado, el CBD y el aceite de pescado, o los tres juntos, y descubrieron que el CBG combinado con el aceite de pescado era más eficaz que el CBD y el aceite de pescado, y que los tres juntos eran los más eficaces.

Pérdida de peso y de apetito asociados a la quimioterapia: Existen estudios que demuestran que el CBG puede aumentar el apetito y reducir la pérdida de peso asociada a la quimioterapia, aunque en un estudio anterior el CBG no demostró ningún impacto en el apetito. Por lo tanto, el jurado aún no ha decidido si el apetito está relacionado con el CBG. Una de las razones por las que esta investigación es interesante es porque, a diferencia del THC, que se está estudiando como terapia para ayudar a la pérdida de peso, el CBG no es estupefaciente.

La investigación ha sugerido que el CBG podría ser efectivo en prevenir y tratar la colitis. (pitinan/ 123rf)

CBG para la diabetes y la hipertensión

La diabetes y la hipertensión desempeñan un papel destacado en el síndrome metabólico, una enfermedad que afecta hasta a un tercio de los estadounidenses adultos. El síndrome metabólico se describe como una combinación de glucosa elevada, obesidad, hipertensión y colesterol alto, y el CBG muestra indicios como tratamiento potencial tanto para la resistencia a la insulina como para la hipertensión. Aunque las pruebas son preliminares, parecen ser muy prometedoras.

  • Hipertensión: El CBG es actualmente el único cannabinoide conocido que activa los receptores alfa-2, lo que podría significar que tiene un papel en el tratamiento de la presión arterial alta.
  • Resistencia a la insulina: Un estudio de 2020 demostró que el CBG, y la combinación de CBG y CBD, podrían aumentar la sensibilidad a la insulina. Esto tiene sentido dado que el CBG es un activador PPAR-gamma y ya existen medicamentos aprobados por la FDA con este mismo mecanismo para tratar la diabetes.

Cómo utilizar el CBG

Muchos productos de marihuana en el mercado de hoy tienen diversos niveles de CBG. (Darrin Harris Frisby/ Drug Policy Alliance)

Hay un gran potencial para los usos terapéuticos del CBG, pero la ciencia tiene un largo camino por recorrer antes de que tengamos información fiable sobre cómo y cuándo utilizar los productos CBG. Tanto si se trata de aceite de CBG, de flor de cannabis de CBG o de cualquier otro producto con predominio de CBG, hay que ser precavido. Se debe tener especial precaución si se toman medicamentos de prescripción, ya que todavía se están investigando las posibles interacciones de los medicamentos del CBG, las recomendaciones de dosificación y las contraindicaciones.

Muchos quimiotipos de marihuana en el mercado actual tienen niveles variables de CBG. Si ya tienes un régimen de cannabis para una de las condiciones que podrían ser ayudadas por el CBG (enfermedad de Huntington, ALS, enfermedad de Parkinson, EM, etc. ) tendría sentido buscar productos o cepas que tengan al menos algo de CBG. Sin embargo, a menos que hayas consultado a un profesional de la salud con experiencia en cannabis, probablemente deberías evitar productos en los que el CBG sea el principal ingrediente activo.

Con el potencial de tratar una gran cantidad de enfermedades incurables y gravosas, el cannabigerol ( CBG) es realmente uno de los cannabinoides más interesantes que existen. Sin embargo, por ahora la investigación es demasiado limitada para poder ofrecer una buena orientación sobre su uso. Hasta que se conozca mejor su seguridad y eficacia, es posible que quieras esperar antes de animarte a considerarlo.

Deja un comentario